Conecta con nosotros

Hola! que estas buscando?

Índice de Pobreza

Observatorio Socioeconómico de la UCALP: “La situación social no resiste más parches”

“El camino de salida son las tres T del Papa Francisco: Tierra, Techo y Trabajo. Pero, en la Argentina, para lograrlo primero tenemos que combatir las tres I: Inflación, Informalidad e Incertidumbre”, sostuvo el Director Ejecutivo, Rodrigo Martín.

ucalp 1

Hace unos días, el 30 de septiembre, el INDEC publicó el nuevo Índice de Pobreza correspondiente al primer semestre del 2021, donde se registró que el 40,6% de las personas del país son pobres y, entre ellas, un 10,7% se encuentra bajo la línea de indigencia.

En ese sentido, el Observatorio Socioeconómico de la UCALP analizó estos datos e hizo hincapié en la realidad que hoy se vive en la zona: “En el Gran La Plata el 41,5% de las personas son pobres y el 13,5% indigentes. Son 374.596 personas que viven en 97.802 hogares y, entre ellos, 121.834 personas ni siquiera cubren la Canasta Básica de Alimentos. Respecto al segundo semestre del 2020, la cantidad de personas en situación de pobreza creció de 31,7% a 41,5%, casi 10 puntos y la cantidad de personas en situación de indigencia también creció de 7% a 13,5%, 6,5 puntos. Es decir, 90.200 personas más cayeron en la pobreza y se profundizó la indigencia” sostuvo el Director Ejecutivo, Rodrigo Martín.

“Nos preocupan mucho estos datos porque somos uno de los aglomerados donde más ha crecido la pobreza. Ya el año pasado veníamos advirtiendo que hay 260 asentamientos en constante crecimiento, de los cuales 7 de cada 10 necesitan de una intervención urgente, ya que el nivel de integración y desarrollo allí es realmente bajo. Son 30.000 familias que no tienen garantizado el derecho al hábitat y al desarrollo humano, no cuentan con un acceso a los servicios básicos y encima esta pandemia los expuso a condiciones más vulnerables” agregó Martín.

Además, dijo “pero esta desigualdad no es para todos igual. Hay que analizarla en particular ya que no se la puede generalizar. Sabemos que la desigualdad tiene diversas formas y se manifiesta en distintos ámbitos. Esta no solo tiene que ver con los ingresos y/o con la situación socio-laboral de las familias, sino también con la cultura, la nacionalidad, el género y/o el ciclo de vida, especialmente en la infancia y la vejez. Hay que analizar también aquellas situaciones vitales en las que existen discapacidades y por supuesto, el territorio. Porque no es lo mismo estudiar las zonas rurales que las urbanas. No es lo mismo tener agua potable que no tenerla. No es lo mismo poseer cloaca que no poseerla. No es lo mismo gozar de acceso a internet que ni siquiera tener señal. Toda pobreza duele, pero a algunos hermanos, la pobreza les duele muchísimo más”.

“Por eso decimos que la situación social no aguanta más parches. El camino de salida son las tres T del Papa Francisco: Tierra, Techo y Trabajo. Pero, en la Argentina, para lograrlo primero tenemos que combatir las tres I: Inflación, Informalidad e Incertidumbre. No hay manera de salir de la pobreza si, por ejemplo, el arroz que es un alimento básico aumenta 250%, como pasó desde 2019 hasta nuestros días. No hay manera de salir de la pobreza si la mitad de las personas que trabajan lo hacen desde la informalidad, sin los derechos que les corresponde. No hay manera de pensar un rumbo claro si todos los días la sensación es de incertidumbre por falta de reglas claras y transparentes” afirmó Martín.

En sintonía con lo anterior sostuvo: “en lo inmediato hay que recuperar al medio millón de chicos y chicas que en la Provincia abandonaron la escuela y, urgentemente, generar incentivos para fomentar el trabajo formal, porque lo peor que nos puede suceder es que se pierda esa idea de progreso social, que se pierdan las ganas de avanzar, que se no se logre vislumbrar que hay una salida. Y hoy, lamentablemente debemos decir, que al barrio lo ha invadido la pandemia de la angustia y la desesperanza. No podemos permitir que esto suceda y que cada año se vayan perdiendo modelos generacionales a seguir”.

Por último concluyó, “podemos echar la culpa de la pobreza en la Argentina a las grandes corporaciones políticas, económicas o mediáticas, o podemos justificar el incremento en la pobreza diciendo que es algo estructuralmente muy complejo de resolver (echando la culpa a las estructuras), pero eso no nos llevaría a ningún lado. Sin ser necios de las complejidades que esto implica realmente, no nos justifiquemos más. Generar trabajo es posible, pero debe haber una decisión ético-histórica de planificar y llevar adelante un programa serio contra las tres “I”, solo de esta forma habrá generación de empleo que permita el desarrollo integral de la persona humana y de los pueblos”.

Respecto al Indicador de Integración y Desarrollo 2021, una iniciativa propia del Observatorio, el Director adelantó “ya comenzamos con las recorridas en territorio. Esta semana estuvimos en Los Hornos visitando, con dos de los sacerdotes del barrio, uno de los asentamientos más grande de La Plata. Vemos con preocupación cómo siguen expandiéndose los asentamientos preexistentes y como se van encontrando diferentes situaciones inhumanas: asentamientos que crecen en terrenos colindantes, familias que en un mismo terreno subdividen para construir otro hogar, y barrios que crecen en altura sobre el cinturón más urbanizado”.

Informacion sobre Últimas Noticias de codigobaires.com.ar

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *