Conecta con nosotros

Hola! que estas buscando?

Floja de papeles

La insólita defensa de Vidal pone en evidencia la trama de ilegalidad de su gobierno

La ex gobernadora, y ex orgullosamente bonaerense, María Eugenia Vidal falló en el intento de despegarse del escándalo de la Gestapo Sindical

La insólita defensa de Vidal pone en evidencia la trama de ilegalidad de su gobierno

La diputada nacional por CABA, María Eugenia Vidal, habló finalmente sobre el escándalo de la Gestapo Sindical e intentó despegarse de cualquier tipo de maniobra de ilegalidad durante su gobierno, aunque criticó los dichos de su ministro de Trabajo, Marcelo Villegas y apuntó a la “ilegalidad” de los videos que se filtraron para desatar el escándalo.

Según Vidal se trato de una “reunión de trabajo”, pero no pudo explicar porque había agentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), junto con funcionarios y representantes empresarios y profesionales y se limitó a apuntar contra el kirchnerismo al que acuso de realizar una maniobra política.

El video es apenas una elemento más que prueba la existencia de una Mesa Judicial durante la gestión de Cambiemos, cuyo protagonista sobresaliente es Julio Conte Grand, que pasó de ser un funcionario de primera línea del gobierno de Vidal a Procurador General de la noche a la mañana y rápidamente tuvo injerencia directa en expedientes judiciales de alto impacto para la gestión de Cambiemos.

Vidal junto a Julio Conte Grand, su secretario de Legal y Técnica y actual Procurador General

Citado por la comisión bicameral de seguimiento de los organismos de inteligencia del Congreso Nacional para el próximo 18 de enero, el Procurador enfrenta además un pedido de juicio político en la legislatura bonaerense y cada vez mas cuestionamientos por parte de integrantes del poder judicial, sobre todo después del procesamiento del fiscal Juan Bidone por “asociación ilícita y abuso de autoridad” en el marco de una causa por espionaje ilegal, vinculada con el falso abogado Marcelo Sabastián Dalessio.

Ya en 2019 esta situación había sido denunciada por el entonces presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia, Eduardo de Lazzari, que advirtió sobre el abuso de la figura de testigos de identidad reservada y arrepentidos, así como del “armado” de causas judiciales.

Una versión maquiavélica de Vidal

En su defensa en esta nueva aparición pública, Vidal intentó correr el eje de la discusión e insistió con que el problema son las “mafias” sindicales, como la que comandaría Juan Pablo “El Pata” Medina.  La exgobernadora pidió no victimizar a los mafiosos, aplicando la maquiavélica regla que dice que el fin justifica los medios.

En la justificación de Vidal sería correcto reunir a empresarios con funcionarios y agentes de la AFI en pos de combatir a las mafias sindicales en lo que además habría sido una conducta regular durante su gobierno, y por eso la diputada hablo de una “reunión de trabajo”.

¿En cuantas reuniones de trabajo del gabinete de la provincia durante el gobierno de Cambiemos participaron agentes de inteligencia?, ¿Por que tenía que intervenir la AFI si supuestamente había denuncias “sólidas” contras las mafias sindicales?, ¿El ministro Villegas no sabía que estaba reunido con espías?, son todas preguntas que quedaron sin respuestas a pesar del intento de Vidal de articular una defensa para minimizar el escándalo.

La reunión de la “Gestapo Sindical” se desarrollo en la sede porteña del Banco Provincia

El material de la reunión que se filtro fue registrado por las cámaras de seguridad de la sede porteña del Banco de la Provincia de Buenos Aires, en ese momento bajo la conducción de Juan Curutchet, un hombre que reportaba de forma directa a Mauricio Macri, a pesar de sus buenos vínculos con la gobernadora, por lo que en el marco de la disputa que el expresidente mantiene con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta por el control del PRO vale preguntarse si la aparición del video no es otra cosa que un pase de factura dentro de la feroz interna que vive el macrismo.

Como frutilla del postre Vidal volvió a despegar al expresidente de cualquier maniobra ilegal, muy a pesar de que toda la historia política de Macri estuvo y está vinculada con causas de espionaje que tuvieron como víctima a sus familiares, funcionarios, opositores y hasta a la propia exgobernadora, que es querellante en una causa que investigaba el juez Federal de Lomas de Zamora Federico Villena, sobre espionaje ilegal por parte de la AFI y que tiene además como imputada a Susana Martinengo, una funcionaria de segunda línea que actuaba a las órdenes de Darío Nieto, el secretario privado del primer mandatario y que ahora está en manos de Juan Pablo Auge, otro magistrado de Lomas de Zamora.

En resumen, un funcionario que se convierte en procurador, un fiscal acusado de realizar maniobras de espionaje, integrantes del gabinete que se reúnen con agentes de la AFI, un ministro que reclama una “Gestapo” sindical, y una gobernadora que no tuvo problemas en avanzar contra los sindicatos, llegando incluso a sugerir reemplazar a los docentes con “voluntarios” para romper una huelga por aumento salarial.  Un cóctel explosivo que difícilmente pueda interpretarse con ajuste al Estado de Derecho.

 

Escrito por

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *