Conecta con nosotros

Hola! que estas buscando?

Carrera presidencial

Las contradicciones que ponen en jaque a Javier Milei

Los “parásitos” del Estado y “la casta” conviven en el armado de Milei debilitando los argumentos de la antipolítica que hicieron crecer al diputado nacional

Milei

El economista Javier Milei se hizo conocido en los medios de comunicación, donde irrumpió con un estilo polémico y agresivo que le permitió fácilmente desperdigar críticas o mas bien “ataques” hacia todo el arco político argentino, calificando de “zurdo de mierda” a todo aquel que no comulgara con sus ideas de extrema derecha económica,

Cercano a las ideas del macrismo, el actual diputado nacional  tomó distancia de Cambiemos cuando el plan económico del expresidente de Boca comenzó a naufragar y sacó a relucir su argumento mas efectivo, tildando de tibios a los funcionarios de aquel entonces por haberse animado a aplicar un ajuste mas a fondo.

“Todos los políticos son una mierda” repitió Milei hasta el cansancio, mientras denunciaba a diestra y siniestra a “los parásitos del Estado” y reclamaba un urgente “ajuste de la política”, lo que lo ubicó como una claro exponente de la antipolítico que hoy se debate en torno a una serie de contradicciones dentro de su propia discurso que deberá resolver si pretender seguir escalando posiciones en la carrera presidencial.

Casta y “parásitos”, según Milei

Una de la principales definiciones de Milei es la forma de agrupar a la dirigencia política, que según él conforma una “casta” que solo actúa para garantizarse sus propios privilegios y por eso parte de sus objetivos pasan por una renovación de los hombres y mujeres que manejan la cosa pública.

Bullrich pasó de ser “la casta” a una posible aliada de Milei

Pero en un escenario de frente electorales y alianzas impensadas, calificar a “todos” como integrantes de la casta, dejó al economista sin chances de acumulación electoral por fuera de su potente, pero insuficiente presencia mediática, lo que le valió la primera corrección de su discurso, cuando tuvo que empezar a segmentar a la dirigencia en distintas categorías, para finalmente asegurar que los denominados “Halcones” de Juntos “no forman parte de la casta”, lo que es una forma decorosa de decir que comparten ideas con Milei.

Es decir que apenas al inicio de su recorrido, el diputado ya tuvo que profundizar contactos con sectores que hasta hace muy poco destrozaba en cada una de sus presentaciones, además de romper con José Luis Espert, que es en rigor de verdad el primero de los economistas ultraliberales en lanzarse a la carrera política con una estructura propia.

La segunda definición del libertario mas famoso es la de “parásito” del Estado, que define a los  funcionarios y legisladores que tienen un extenso recorrido como dirigentes, pero sin demasiado desarrollo económico en el sector privado, que para la visión de Milei es el único que genera recursos genuinos.

Y de nuevo las simpatías con figuras del PRO le terminan jugando una mala pasada y colisionan de frente contra su discurso, sobre todo teniendo en cuenta que la titular de ese espacio, Patricia Bullrich, la primera que Milei destacó como “fuera” de la casta, fue diputada porteña, funcionaria en la municipalidad de Hurlingham, funcionaria en el gobierno bonaerense, ministra de Trabajo de la Alianza y ministra de Seguridad de macri, es decir un verdadero parásito del Estado, según la definición de Milei, sin contar con su pasado montonero y su militancia en el peronismo revolucionario tras la vuelta a la democracia.

Algo similar ocurre con la reciente convocatoria al “Peronismo Federal”, que integran entre otros Miguel Angel Pichetto, eterno senador durante el kirchnerismo y actual auditor de la Nación por la oposición y Graciela Camaño, diputada nacional, ex ministra de Trabajo del gobierno de Eduardo Duhalde y como frutilla del postre esposa de Luis Barrionuevo, histórico dirigente del gremio de los gastronómicos, siendo el sindicalismo otro de los sectores que el espacio libertario rechaza de forma permanente.

Planes sociales y políticas de desarrollo

La posición que Milei exhibió frente a los planes sociales fue de rechazo y en mas de una oportunidad sostuvo que en caso de ser gobierno eliminaría todo tipo de ayuda estatal como parte del recorte que debería hacer la política, justificando una decisión de esa naturaleza en que el flujo de recursos es incontrolable y manejado por punteros políticos de los movimiento sociales.

Sin embargo en las últimas semanas y corrigiendo su discurso de acuerdo a las circunstancia, aseguró que en caso de ser presidente mantendría los planes sociales, pero los pondría en manos de los intendentes a los que calificó como los que “tienen relación directa con la gente”, sin notar que también forman parte de la casta política que el tanto rechaza y que los recursos seguirían siendo los mismos y saldrían exactamente del mismo lugar.

Dolarización y plan Bonex

La última gran propuesta en materia económica, después de proponer dinamitar el Banco Central, es la “dolarización de la economía, para frenar la inflación aplicando política similares a que las que implementó Ecuador en el año 2000, que efectivamente frenó la suba de precios, pero también planchó el crecimiento económico de todos los sectores.

Lo primero que hay que decir es que la propuesta llega en coincidencia con la primera etapa de la historia tras los Acuerdos de Bretton Woods, en los que el patrón dólar esta en jaque debido a la guerra entre Rusia y Ucrania, y la cada vez mayor injerencia de China en el mercado global, lo que trae mas dudas que certezas sobre la sostenibilidad de la monera norteamericana.

Pero por por otro lado el propio Milei admitió que en Argentina no existen los dólares para sostener ese proceso, por lo que propuso un canje al estilo “Plan Bonex”, con el que Menem incautó los depósitos a plazo fijo allá por el año 1999, es decir una dolarización sin dólares, y sobre todo sin tocar ni buscar, ni perseguir a los evasores fiscales que según estimaciones oficiales tienen depositado en el exterior un monto superior al de un PBI completo, lo que podría ayudar con un proceso de cambio de moneda.

Milei propone que los depósitos se dolaricen contra un “bono” que en el mejor de los casos podría ser rescatado en 10 años, que sería el plazo en el cual el Estado debería aumentar las reservar para poder volcar los dólares reales en la economía.  El máximo referente de la propiedad privada busca cambiar los pesos por la promesa de que alguna vez esos certificados podrían convertirse en billetes norteamericanos.

Estamos antes un ajuste del discurso que se puede explicar claramente a través del Teorema de Baglini, según el cual la responsabilidad de las propuestas de una candidato o partido es inversamente proporcional a su cercanía con el poder, es decir que en un lugar “testimonial” el candidato puede decir cualquier cosa, aun sin presentar argumento alguno, pero a medida que crece en las encuestas, si pretende seguir sumando apoyos, deberá hacer su discurso mas racional, presentar argumentos, explicaciones y darle verosimilitud a su plataforma.

El problema para Milei es que el rápido crecimiento en la consideración de los votantes los obligó a recalcular sobre su propio relato, lo que evidenció las fuertes contradicciones de su discurso.  Pasó de defenestrar a “todos los políticos”, a tejer alianzas con algunos de los dirigentes mas rancios de la “casta” y a llenar de elogios a verdaderos “parásitos del Estado” que nunca en su vida generaron recursos en el sector privado.

También debió admitir que los planes sociales no se pueden eliminar y que es imprescindible el control territorial que ejercen los intendentes, pero sobre todo, reconoció que para aplicar su principal programa económico habría que avalar una brutal incautación de depósitos, es decir una intervención absoluta del Estado en la Economía, algo que parece estar en las antípodas de su propuesta, pero que termina siendo la única medida de fondo de su discurso.

Escrito por

1 comentario

1 comentario

  1. Carla Echichure Castro

    5 de abril, 2022 at 08:30

    Muy buena nota !

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.