Conecta con nosotros

Hola! que estas buscando?

Guerra contra la inflación

Marcos Paz lanzó su marca de leche que se vende a $59 el litro

El intendente de Marcos Paz, Ricardo Curuchet, contó como surgió la iniciativa, en articulación con la empresa láctea Cecilu, para poder vender en góndola, un sachet de leche a $59 el litro. Desde diciembre de 2019, la leche fresca aumentó un 87,2%.

Marcos Paz lanzó su marca de leche que se vende a $59 el litro

Un hecho llamativo se produjo en las últimas horas, y que tiene una relación directa con el combate contra la inflación. El municipio de Marcos Paz, en articulación con la empresa láctea familiar Cecilu, decidieron lanzar una marca de leche llamada “Marcos Paz” que se comercializa a $59 el litro en todos los almacenes locales.

De esta manera, el Municipio logró integrar a la cadena productiva a otros actores, que les permite cortar con la dependencia en la comercialización y distribución de las grandes marcas que concentran los alimentos.

Allí, el intendente de Marcos Paz, Ricardo Curuchet, mencionó que esto es una política tradicional de la localidad y destacó que la iniciativa pueda servir para traer otras discusiones a la agenda pública.

“Tenemos distintas políticas públicas con respecto al comercio, lo cual lleva a que en nuestra secretaría de economía, por ejemplo, tenemos una subsecretaría que es de nuevas economías. Hay una batería de herramientas en la alacena municipal” mencionó Curuchet a CodigoBAIRES.

Además contó que tienen otras políticas similares, como por ejemplo el lanzamiento de una marca de quesos, en articulación con una cooperativa láctea que nace a través de una empresa recuperada, la articulación que mantienen con el INTA a través de una huerta experimental o la política que han aplicado con el pan, para tatar de buscar un valor sostén y trabajarlo con las panaderías locales.

La “Leche Marcos Paz” se lanzó en el mes de diciembre de 2021, con un valor de 52 pesos, y actualmente subió 7 pesos, por el aumento inflacionario en los insumos del sachet. En la actualidad, la producción registra una escala de 5000 litros semanales, lo que le permite abastecer a varios de los almacenes claves en una zona en la que viven 60 mil habitantes, sobre una extensa cuenca lechera.

“Nosotros nos basamos mucho en el diálogo, y cuando hay que discutir se discute. Para nosotros es una herramienta que es habitual” dijo Curuchet.

Asimismo contó que el desafío, más allá del producto, “es poder plantear desde otra arista el problema de la inflación”, y agregó: “Creo que tiene que haber un Estado que entre y que salga, que busque el punto de equilibrio, donde hay que tener y darle lugar a todos los actores de la cadena productiva”.

Por su parte, el dueño de Cecliú, Fernando Oillataguerre contó hoy a Radio Con Vos que el Municipio “nos expuso la idea y nos dijo sus pretensiones para poder discutirlo. Vimos cómo implementarlo y lograr un producto de calidad para mantener un precio por debajo de lo que está”.

Otros actores, nuevos resultados

Como sostuvo Lucas Tedesco a CodigoBAIRES, donde mencionó que el Estado debe fortalecer su relación con los pequeños y medianos productores de la economía familiar, el municipio de Marcos Paz implementa esta política desde hace tiempo, y allí, obtienen los resultados deseados.

“Hay lugar para todos los actores, el tema es sentarse y por eso el cambio de paradigma. Puede ser hasta las grandes cadenas, que en el caso de Marcos Paz no existen por políticas de Estado” explicó Curuchet.

En ese sentido, Oillataguerre mencionó que “es mucho más sencillo de lo que se cree. No hay truco, hay que sentarse con sinceridad entre todas las partes: el Estado, los tambos, los comercios y las pymes” para referirse a la rapidez con la cual se gestó este programa, en diciembre del año pasado.

Y ante eso, Curuchet opinó: “Nosotros nos pusimos de acuerdo en una hora con la empresa, porque cuando la empresa tuvo en la mala estuvimos al lado, acompañándolos, y entonces cuando ahora la situación juega en contra nuestra, la empresa naturalmente nos ofrece su acompañamiento”.

La Leche Marcos Paz, es uno de los tantos ejemplos, que demuestran que el combate de la inflación tiene sus aristas en la discusión de un nuevo paradigma productivo, que incluya a los actores que históricamente se encuentran postergados.

Actualmente 9 de cada 10 lts de leche consumidos en el país pertenecen a la empresa La Serenísima, de la multinacional francesa Danone, pero no sólo eso, sino que además desde diciembre de 2019, la leche fresca aumentó un 87,2%, encontrando el lt de leche en las góndolas a más de $100.

Es por eso que sería ideal que el slogan anunciado por el Presidente, Alberto Fernández, para realizar una “guerra contra la inflación”, no sea meramente un acuerdo de precios, que por cierto, es una política que viene siendo ineficaz desde hace bastante tiempo.

Si no se ofrece otra alternativa a las grandes cadenas alimenticias que concentran el 85% de la producción de alimentos en Argentina, difícilmente se pueda combatir con eficacia en el corto plazo, el problema de la inflación.

 

 

 

 

Escrito por

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.