martes 19 de enero de 2021 - Edición Nº776

Política | 6 dic 2019

Escracharon al titular del IOMA

Ante la deuda que mantiene para con los profesionales, la suspensión de prestaciones y cortes de servicio, acompañantes terapéuticos le gritaron de todo a Pablo Di Liscia.


Esta semana la obra social de la provincia se encontró como

la gran protagonista de un escándalo tras otros. Esta semana comenzó

suspendiendo los medicamentos para personas con cáncer y VIH, entre otros. El

jueves a la madrugada los médicos agrupados en la Agremiación Médica Platense

decidieron cortar la cobertura a los casi 300 mil afiliados de la región; y en

este caso se suma el reclamo de los Acompañantes Terapéuticos.

Sucede que, según denuncian los profesionales, que aún buscan una ley que reglamente su colegiación, “estamos trabajando sin saber cuándo, ni cómo vamos a cobrar. Es lamentable lo que estamos pasando”, expresó Mayra Aguilar, una de las profesionales. En su relato comunicó que “hay compañeras que desde el año pasado no cobran”.

Cabe destacar que en la provincia hay alrededor de 7 mil

seiscientas acompañantes terapéuticas, “más de la mitad se encontró con

problemas salariales ya que muchas son cabezas de familia y no cuentan con una

casa propia. Este año tuvimos una inflación interanual de más de 50 puntos y

nosotras seguimos trabajando pero sin que nos den un solo pesos”. En este

sentido Mayra comentó que “hay compañeras que presentaron un recurso de amparo

hacia el IOMA, pero no tuvimos mucha suerte ya que aún seguimos sin respuestas”.

Ante esta situación un grupo de profesionales decidieron

cortar esta mañana la calle durante todo el día de ayer en sede central del

IOMA ubicado en 12 y 46, “no nos moveremos hasta que nos den una respuesta”,

adelantaron. Sin embargo sí movieron. En horas de la noche las cuidadoras

domiciliarias y afiliadas se toparon con el titular de la Obra Médico

Asistencial (IOMA), Pablo Di Liscia y lo escracharon en plena calle y le

gritaron “ladrón, basura y asqueroso”.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: