sábado 25 de enero de 2020 - Edición Nº416

Gremiales | 27 dic 2019

LINCOLN

Los cesanteados municipales le contestaron a Serenal: “Es un patrón de estancia”

El intendente había señalado que “el Municipio es una empresa”, y los trabajadores que perderán su puesto anunciaron que tomarán medidas.


El jefe comunal de Lincoln, Salvador Serenal, decidió no renovar contratos a trabajadores que se organizaron sindicalmente en los últimos meses y éstos no tuvieron reparos en contestarle y anunciar futuras medidas de fuerza. “Es gente que está hace 16 años en el mismo lugar con las mismas tareas, debería haber una justificación para las cesantías”, explicaron.

El radical revalidó su gestión el 27 de octubre pasado y no le tembló el pulso para dejar sin trabajo a 25 trabajadores municipales que finalizarán su vínculo con el Municipio el próximo 31 de diciembre. Según explicó Alejandra Cataldo, secretaria general del Sindicato de Empleados Municipales de Lincoln, la decisión se trata de una persecución política porque los trabajadores se organizaron sindicalmente este año.

“Es un patrón de estancia. La municipalidad no es una empresa. Él tiene la potestad de renovar o no los contratos, pero la decisión es sobre gente que está hace 16 años en el mismo lugar con las mismas tareas. Debería haber una justificación para no renovar el contrato”, le dijo la referente sindical a CódigoBAIRES.

La respuesta es porque el intendente dijo en Radio Más que “puede haber no renovaciones todos los meses como en cualquier empresa. En algunos casos van a ser reemplazados por gente nueva y en otros casos no porque no se prestará más el servicio del agente cesado”.

El Sindicato de Empleados Municipales se formó en octubre, contó Cataldo

Cataldo no es una de las cesanteadas porque presta funciones como trabajadora de planta permanente, pero sí se le suprimió un plus salarial que cobra desde hace ocho años. “Se fue reduciendo y, desde que se formó el sindicato, nos lo sacaron si explicaciones. Son directivas de Serenal y del secretario de Gobierno. Nosotros nos faltamos al trabajo”, explicó la trabajadora.

En paralelo, Pablo Barroso sí es uno de los trabajadores que perderá su puesto laboral el 31 de diciembre y le contó a este portal que recurrirán a la Justicia y a gremios de localidades vecinas, que prestarán su apoyo para darle fuerza al reclamo.

“Me sacaron por organizar el sindicato. Serenal piensa que formar un gremio es ir en contra suyo, pero yo tengo 16 años trabajando en el Hospital municipal y hasta las autoridades están sorprendidas porque me cesantearon. No tengo apercibimientos, ni faltas, ni una queja”, deslizó.

Y agregó: “Él dijo que hay despidos y baja de contratos porque se maneja como una empresa. El municipio es del pueblo y tiene que administrar la plata por decisión del pueblo. La municipalidad no la maneja como quiere y antes tiene que consultar con el Concejo Deliberante”.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: