viernes 17 de enero de 2020 - Edición Nº408

Política | 11 ene 2020

RECORRIDA DE GESTIÓN

Bianco se diferencia de Salvai y sube el perfil del jefe de Gabinete

El funcionario desembarcó en Benito Juárez y Tapalqué y se mostró con un puñado de intendentes.


El jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, participó de la inauguración del Complejo Municipal de Piletas Climatizadas del municipio de Benito Juárez, junto al intendente Julio Marini. Fue la primera actividad de gestión que el quilmeño eligió mostrar, a un mes de su asunción.

“Es una excelente noticia para todo el pueblo la inauguración de este predio”, señaló Bianco y destacó el rol de los intendentes que “ponen el cuerpo, los recursos y el trabajo para sostener las condiciones de vida de sus ciudadanos. Al no contar con el apoyo del Estado provincial o nacional, fueron los municipios quienes empujaron y se hicieron cargo del desarrollo de sus distritos”. Más tarde, el jefe de gabinete visitó un centro de día y recorrió el Museo Eva Duarte de Perón junto a los intendentes.

Por la tarde, Bianco se reunió en Tapalqué con el intendente Gustavo Cocconi y recorrió diversas obras que se desarrollan en el distrito, entre ellas, el programa “Hogar en Casa”, que surgió para aquellas familias que podían hacer frente a una cuota accesible para su primera vivienda. También visitó la construcción del “Predio Termal de Tapalqué”, el Hogar de adultos mayores, el Matadero municipal y el Museo y Conservatorio municipal. Estuvo acompañado también por el intendente de Roque Pérez, Juan Carlos Gasparini.

Lejos de Salvai

En apenas un mes de gestión, el jefe de Gabinete le dio un giro rotundo a las apariciones públicas que implican su labor. Defendió el paquete de emergencias y la Ley Impositiva en la Legislatura ante diputados y senadores de Juntos por el Cambio y en los medios de comunicación militó con fuerza los principales puntos de ambas normas para obtener su sanción.

Con las actividades de gestión que salió decididamente a mostrar por el centro de la provincia, el quilmeño dejó atrás el bajo perfil que su antecesor, Federico Salvai, eligió durante los cuatro años anteriores.

El ladero de María Eugenia Vidal siempre trabajó tras bambalinas, sin apariciones rimbombantes y prefirió delegar el peso de las comunicaciones más polémicas en otros funcionarios como Daniel Salvador y Cristian Ritondo, antes que perjudicar la buena imagen de la gobernadora.

También gestionó, sin éxito, pero también con obediencia a la Casa Rosada, el adelantamiento de las elecciones en el territorio bonaerense, la movida para llevar colectoras y el reclamo del Fondo del Conurbano.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: