martes 07 de abril de 2020 - Edición Nº489

Política | 16 ene 2020

SAN MARTÍN

Un ex diputado de la Primera desembarca en el Ministerio de Obras Públicas

Se trata de Lauro Grande, quien fue convocado por Gabriel Katopodis para impulsar el trabajo en el territorio.


El ex diputado por la Primera sección electoral y concejal de San Martín Lauro Grande se convirtió en el nuevo titular de la Unidad Ejecutora de Articulación Territorial, luego de aceptar la convocatoria del ministro de Obras Públicas de la Nación y ex intendente del mismo distrito, Gabriel Katopodis

Grande ya estrenó el traje de funcionario ejecutivo en Quilmes en una recorrida que compartió junto al titular del ministerio, a la intendenta Mayra Mendoza y a la presidenta de AySA, Malena Galmarini. Su designación no fue publicada en el Boletín Oficial, pero será oficializada en los próximos días.

Una sutileza de Katopodis

Junto a Hernán Letcher, Grande es uno de los referentes de La Cámpora en San Martín y tiene línea directa con Andrés “Cuervo” Larroque y el presidente de bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados de la Nación, Máximo Kirchner. 

A principios de 2019, cuando la unidad del peronismo aún no estaba consolidada, expresó sus intenciones de disputarle una interna a la candidatura de Katopodis porque consideró que tenía “una gestión desgastada”.

“Llegó el momento de darle un impulso nuevo a una gestión peronista con un compañero nuevo, que sería Letcher”, llegó a decir en febrero del año pasado. Finalmente, el peronismo se ordenó y Katopodis fue reelecto como candidato único del Frente de Todos.

Ni lerdo ni perezoso, y teniendo en cuenta la posibilidad de que Grande sea presidente del Concejo Deliberante, el actual ministro desactivó una posible disputa de poder con el intendente Fernando Moreira y se llevó consigo a Obras Públicas al ex diputado.

De esta manera, Katopodis se sacó una piedra en el zapato en el terruño y, a la vez, le allanó el terreno al jefe comunal para que ordene con tranquilidad la interna local.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: