jueves 28 de mayo de 2020 - Edición Nº540

Salud | 22 ene 2020

AGROTÓXICOS

Un reconocido médico, durísimo con el intendente de Pergamino: “¿Cómo va a dar agua con veneno?”

Medardo Ávila Vázquez, también perito en la causa por contaminación, le recordó a Javier Martínez el nivel de agroquímicos presentes en el agua de la ciudad.


Medardo Ávila Vázquez, un importante médico pediatra, neonatólogo y perito en la causa judicial que investiga el nivel de contaminación del agua en Pergamino, le recordó al intendente Javier Martínez que permite que sus vecinos tomen agua con veneno.

“Es una falta de respeto para la población de Pergamino y para todos. El agua no puede tener venenos. ¿Cómo le va a dar a sus vecinos, como responsable de la salud de su población, agua con veneno, por más que sea poquito?”, reprochó el médico, en diálogo con Radio Más.

Ávila Vázquez, además, fue el coordinador del 1º Encuentro Nacional de Médicos de Pueblos Fumigados, un espacio para generar análisis y reflexión académica y científica sobre el estado sanitario de los pueblos afectados por los agrotóxicos. También es docente de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba y conoce en detalle las problemáticas de contaminación de los aglomerados más afectados de la pampa húmeda argentina.


Medrado Vázquez Ávila es titular de la cátedra de Fisiología y Farmacología en la UNC

Respecto al caso particular de Pergamino, el médico señaló que “los venenos, para el desarrollo del cáncer o trastornos del desarrollo intelectual para crecimiento y conexión de las neuronas, no dependen de altas dosis”. “Pequeñas dosis, pequeñas moléculas, presencia de átomos de glifosato ya alteran las funciones cerebrales o las cadenas de ADN que pueden inducir al cáncer”, explicó.

En esa línea, puntualizó el caso de la ciudad sojera bonaerense dado que “es la primera en la que el agua que toma la gente proviene de fuentes subterráneas y ya está contaminada con agrotóxicos”. “No sólo que se están contaminando, sino que encontramos los mismos agrotóxicos que se están tirando en la superficie. Hay una dinámica de que muy rápido llegan a la profundidad”, agregó.

Ávila Vázquez también mencionó al clorpirifós como una sustancia presente en el agua de la ciudad, un compuesto que se utiliza como insecticida para cultivos de soja, maíz, trigo y cebada y que se prohibió en Estados Unidos y ocho países de Europa. Es de carácter orgánico, artificial y en la estructura química contiene cloro y fósforo, lo que le permite persistir en el ambiente mediante filtraciones subterráneas.

La causa por contaminación ambiental que se instruye en el juzgado federal de San Nicolás se inició en mayo del año pasado y tiene procesados a tres productores agrícolas e imputados a dos ex funcionarios municipales, a los que el intendente sugirió renunciar.

No obstante, Martínez salió ileso cada vez que pudo, pese a las contundentes estudios del INTA y del equipo de Toxicología de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. “No se puede poner duda que el agua está entre los parámetros de salubridad y que no daña a la población”, aseguró el jefe comunal en una entrevista en junio de 2019.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: