viernes 10 de abril de 2020 - Edición Nº492

Política | 28 ene 2020

INTERNAS

El plan “Escuelas a la Obra” generó otra tensión en los intendentes de Cambiemos

Los referentes del PRO se negaron a rubricar el convenio, mientras que los radicales adhirieron sin chistar.


El gobernador de la provincia de buenos Aires, Axel Kicillof, presentó el plan “Escuelas a la Obra” y generó una nueva grieta interna entre los intendentes de Juntos por el Cambio, dado que tres del PRO no adhirieron, mientras que el grueso de los radicales sí.

El ruido interno lo generaron Jorge Macri, jefe comunal de Vicente López; Julio Garro, de La Plata; y Sebastián Abella, de Campana, quienes no estamparon la firma en el convenio porque, argumentan, los municipios reciben demasiadas responsabilidades.

Concretamente, la queja es porque uno de los puntos desliga de responsabilidad a la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) y la asigna a cada municipio por “los daños y perjuicios” que pudieran generarse por la realización de las obras de infraestructura.

Asimismo, reprochan que el área a cargo de Agustina Vila no se hará cargo “de las personas designadas o contratadas por el municipio para la realización de las obras, ni por obligaciones derivadas del régimen de seguridad social ni obligación alguna de cualquier especie, sea contractual o extracontractual, que pueda generarse por el cumplimiento de las prestaciones que surgieran del presente convenio”.

Los radicales, en cambio, sí rubricaron el acuerdo para garantizarse el ingreso de fondos en pos de realizar los arreglos edilicios pertinentes en cada municipio. Incluso un jefe comunal de peso reivindicó, en diálogo con este medio, la importancia del plan presentado por Kicilof para comenzar el ciclo lectivo 2020 en tiempo y forma.

“Es importante para los establecimientos educativos porque no se ha goteado nada de presupuesto para infraestructura. Los municipios necesitamos gastos corrientes para abordar las cuestiones edilicias”, aseguró.

La distancia que tomaron los boina blanca de los amarillos es un síntoma más de la grieta que se pudo apreciar en la discusión de la Ley Impositiva, cuando los radicales destacaron la necesidad de recibir recursos para reactivar obra pública y los macristas frenaron la discusión por el “impuestazo” en el Inmobiliario Urbano.

Por ahora, Juntos por el Cambio mantiene su mayoría de 26 senadores en la Cámara alta, pero no sería extraño que el resquebrajamiento del bloque comience a ser más evidente en las próximas semanas, cuando se empiece a discutir el Presupuesto 2020.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: