miércoles 03 de junio de 2020 - Edición Nº546

Política | 1 feb 2020

RESPALDO

Kicillof recibió el apoyo de Alberto Fernández: “Le dejaron las cuentas en un estado calamitoso”

El Presidente explicó las dificultades que tiene el gobernador en materia de deuda y explicó por qué insiste tanto en recordarlas.


El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, recibió este sábado desde Roma un fuerte respaldo del presidente Alberto Fernández, quien explicó las dificultades de deuda bonaerenses producto del “estado calamitoso” que dejó la gestión de María Eugenia Vidal.

“Pareciera que están contentos de que eso pase”, dijo el jefe de Estado, en referencia a algunos medios de comunicación que critican a Kicillof por el reperfilamiento de la deuda bonaerense que se pospuso hasta el 3 de febrero.

En esa línea, Fernández señaló que “las dificultades que tiene Axel para afrontar esto es por el estado calamitoso en el que quedaron las cuentas públicas de la provincia de Buenos Aires”.

“Nos obliga a explicarlo tantas veces porque de otro modo pareciera que la culpa es nuestra. No somos nosotros los que dejamos las arcas”, amplió, en diálogo con Radio 10, desde Roma.

Sucede que Kicillof, esta semana, expresó su descontento por el tratamiento mediático que recibe su intención de posponer vencimientos de deuda. “‘Acorralado’ parece ser un adjetivo estrafalario para describir esta instancia de la negociación”, reprochó el gobernador en referencia a un artículo periodístico que utilizó ese adjetivo.

Posteriormente, la Provincia recibió este viernes la noticia de que no consiguió reunir el consenso del 75% de los acreedores del bono BP21 para diferir el vencimiento del capital, por casi 250 millones de dólares, hasta el 1º de mayo.

Ahora, el Gobierno provincial tiene hasta el lunes próximo para reunir el número necesario de bonistas y posponer hasta dentro de tres meses parte de los más de 3.900 millones de dólares que vencen a lo largo de 2020 en concepto de deuda.

Si el próximo 3 de febrero no encontrara consenso, la última instancia será el miércoles para que la provincia de Buenos Aires no caiga en default. De todas maneras, el equipo del gobernador es optimista para lograr el reperfilamiento.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: