miércoles 19 de febrero de 2020 - Edición Nº441

Política | 12 feb 2020

Molineras bajo la lupa

Panaderos piden que el Estado suspenda la exportación de harina

El titular del Centro de Industriales Panaderos de Buenos Aires (Cipba), José Álvarez, analizó la situación del sector y pidió que el Gobierno revea las prioridades.


“Vemos que están priorizando la exportación, siendo que ya tenía un lugar de privilegio. Ésto no hace más que afectar a los panaderos porque el valor de la harina sigue aumentando y, en consecuencia se incrementa los productos que derivan de la misma”, reflexionó.

En diálogo con Radio La Plata (FM90.9) el titular del Centro de Industriales Panaderos de Buenos Aires (Cipba), José Álvarez, señaló que la  situación no hace más que evidenciar lo que pasó en los últimos años donde el cierre de panaderías fue moneda corriente.

“El valor del pan no tendría que aumentar. Los que están hablando y demandando este incremento es porque elaboran a puertas cerradas, esquivando los impuestos, trabajando con menores de edad, comercializando en negro”, apuntó Álvarez.

Instancia donde aclaró que ésto no solo para en la Provincia, sino también en el resto del país. “Por eso, como representante del sector le pido a los intendentes o mandatarios de cada lugar que hagan controles”, pronunció.

A raíz de esta situación, el titular de Cipba reveló que le pidieron al  Ministerio de Desarrolle Social que tome cartas en el asunto. Si bien reconoció que se reunió en varias oportunidades con Victoria Tolosa Paz, quien fue designada por el presidente Alberto Fernández como presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales.

“Junto a varios dirigentes del país, nos sentamos con ella y le mostramos predisposición para colaborar con el plan Argentina Contra el Hambre. En ese mismo momento, le manifestamos nuestra preocupación por el incremento de la harina, entre otras cosas”.

Sin embargo, “ahora nos encontramos con aumentos y con situaciones que nosotros habíamos pedido que evalúan”, disparó Álvarez.

Consultado por los valores que deberían manejan para la producción y comercialización del pan, explicó: "La harina representa entre un 25 y 28% del pan, después vienen las tarifas que aumentaron un montón, los alquileres, los aportes. Contando todo eso, el pan debería costar $110".

Frente a esta situación, el entrevistado pidió que el Gobierno actúe, poniendo el foco en la  compra del trigo y el valor del dólar. “Si las cosas siguen desmejorando habrá consecuencias”, cerró Álvarez.  

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: