martes 29 de septiembre de 2020 - Edición Nº664

Política | 14 feb 2020

RUGBIERS ASESINOS

Crimen de Gesell: el juez Mancinelli confirmó la prisión preventiva para los ocho acusados

El magistrado hizo lugar al pedido de la fiscalía y también amplió la imputación por alevosía.


El juez de Garantías de Villa Gesell, David Mancinelli, dictó la prisión preventiva para los ocho rugbiers imputados por asesinar a golpes Fernando Báez Sosa e incluyó el agravante de “alevosía” a la carátula, por pedido de la fiscal Verónica Zamboni. El grupo de jóvenes continuará detenido en el penal de Dolores.

Mancinelli, además, rechazó el pedido de prisión domiciliaria que realizó Hugo Tomei, abogado defensor del grupo de rugbiers. Con el nuevo cargo en su contra, ahora son investigados por “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y alevosía”.

El nuevo agravante corresponde, según se lee en el fallo, a “el empleo de medios, modos o formas en la ejecución del hecho que tiendan directa y especialmente a asegurar el homicidio sin riesgo para el autor”.

De todas maneras, Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19) continúan imputados como coautores del crimen; en tanto que Blas Cinalli (18), Luciano (18) y Lucas Pertossi (20), Enzo Comelli (19), Matías Benicelli (20) y Ayrton Viollaz (20) son considerados por Zamboni como partícipes necesarios.

En esa línea, Mancinelli asegura además que los rugbiers aprovecharon la inadvertencia de la víctima y “propinaron el primer golpe por detrás, logrando desestabilizarlo, oportunidad en que cayó al suelo en un total estado de indefensión, y actuando sobre seguro comenzaron a intervenir los restantes sujetos activos tanto asestando golpes de puño y patadas como así también impidiendo el auxilio por parte de terceros”.

“Todo ello con la finalidad de consumar el plan previamente acordado de dar muerte a la persona”, explicó.

En paralelo, el magistrado descartó la requisitoria del abogado de la familia Báez Sosa, Fabián Améndola, para incluir a la carátula el agravante de “homicidio por placer”, dado que no encontró elementos suficientes.

Además, el fiscal general de Dolores, Diego Escoda, explicó que los rugbiers que fueron liberados, Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, seguirán sometidos al proceso y a los nuevos elementos que pudieran surgir en la causa, anque desde la libertad.

Asimismo, Escoda señaló respecto al "sospechoso número 11" que la fiscalía no tiene datos de quién sería, pero tampoco descarta que puede ser un apodo de los mismos acusados.

"Resta digitalizar imágenes porque hay muchas que no son clara. Hay bastante para investigar y profundizar, teniendo en cuenta que pasó menos de un mes del hecho", agregó.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: