jueves 02 de abril de 2020 - Edición Nº484

Política | 20 feb 2020

Preocupación entre los empleados

Garbarino en crisis por la caída en las ventas

La empresa nacional tiene una deuda millonaria con sus proveedoresLos dueños de Havanna estuvieron a punto de hacerse cargo de la cadena, pero el trato no se concretó.


La caída en la ventas complicó los negocios de varios comercios en Argentina, incluso en las grandes cadenas de ventas de electrodomésticos que además deben competir con los nuevos sistemas de venta online que no necesitan de locales ni de personal, por lo que la situación habría llevado a Garbarino a tomar la decisión de profundizar las negociaciones con los bancos y acreedores para evitar el cierre de sucursales.  

La empresa ya había sido noticia el año pasado cuando lanzó una oferta de "palta" en cuotas a través de su sistema de ventas que pretendía competir con la plataforma de Mercado Libre, pero que no logró instalarse entre los consumidores y además le provocó la baja en uno de los negocios mas rentables que tiene hoy el mercado para las casas de electrodomésticos que son las garantías extendidas, muy ofrecidas y aceptadas en los locales, pero generalmente rechazadas en las compras por internet.

En marzo de 2019 la compañia anunció que pagaría los salarios de sus trabajadores en cuotas como primera medida para paliar la situación de crisis y sostener los negocios a pesar de la caída en las ventas, por lo que además se activaron las negociaciones para que algún fondo inversor se haga cargo de la casa de electrodomésticos.

Los rumores dan cuenta de que por las deudas con la industria, algunos de los productos que actualmente están en exhibición y a la venta en los locales, son facturados directamente contra el distribuidor, en este caso Newsan que produce y comercializa afamadas marcas como Siam, Sanyo, Philco y Noblex, entre otras.  Es decr que los clientes le pagan directamente a esta firma y no a Garbarino, como forma de evitar seguir acumulando deudas y poder contar con productos en los locales.

Pero de todas maneras, la situacion parece ser terminal, aunque no se sabe si está en riesgo alguna de las 152 sucursales que la empresa tiene distribuidaes en todo el territorio nacional con alrededor de 4300 empleados en total y  que desde hace varios meses se encuentran en estado de alerta por la situacion.

Vale recordar que el fondo Inverlat (dueños de la marca Havanna) estuvo a punto de hacerse cargo de la cadena de elctrodomésticos, pero finalmente la operacion se canceló luego de trabarse en la negociación con las empresas proveedoras a las que Garbarino les debe sumas cercanas a los 7 mil millones de pesos.  Y si bien hubo un primer acuerdo para aplicar medidas de reactivación, el trato no se llegó a concretar y eso encendió las luces de alerta entre los trabajadores y directivos de la compañía.

Garbarino comenzó a funcionar a mediados del siglo pasado como un negocio dedicado a vender discos de pasta y combinados en la calle Uruguay 552 de la Capital Federal y recién en 1996 abrió cinco sucursales, y un año después sumó 8 más, para convertirse en una de las casa de electrodomésticos mas importantes del país con locales distribuidos en todo el territorio.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: