miércoles 25 de noviembre de 2020 - Edición Nº721

Política | 29 feb 2020

Economía social

Reabrió un frigorífico cerrado durante el gobierno de Macri

Se trata de la cooperativa La Floresta, de La Matanza que levantó sus persianas con 120 empleados luego de un año de paralización.


La Floresta nació en 1957, ubicado en Virrey del Pinto, partido de la Matanza. En 1999 la empresa quebró y un juez decidió alquilar el lugar a otras firmas hasta que en 2005 se convirtió en una empresa recuperada por sus empleados quienes decidieron convertirla en cooperativa.

“Hicimos todos los procesos correspondientes para la conformación de la cooperativa y la habilitación para producir, que por ser del rubro alimenticio es siempre más difícil”. Desde diciembre de 2006, “sostenemos 120 puestos de trabajo”, expresó Marcelo Yaquet, responsable del área de gestión y comercialización de la empresa.

Yaquet también comentó que durante el gobierno de Mauricio Macri la labor y sostenimiento de La Floresta se les dificultó. Sucede que una de los puntos más dificultosos para sostener la cooperativa fue el de los tarifazos ya que pasaron de pagar $90 mil pesos en 2015 a $750 mil en 2019.

“El gobierno de Mauricio Macri significó un duro golpe para la economía popular. Los tarifazos y la caída del mercado interno impactó de lleno y una clausura hace diez meses terminó paralizando la cooperativa”, sostuvo el trabajador.

En abril del año pasado la cooperativa fue clausurada por una denuncia de una supuesta ONG ambientalista llamada Bromacom, “fue medio raro porque es una ONG de Villa Gesell con un solo abogado de La Plata. Creemos que tiene una relación con una cámara empresarial que quiso perjudicarnos”, comentó.

En ese momento quedaron 35 trabajadores resistiendo en la planta. Sin embargo, el pasado 28 de febrero de 2020 La Floresta reabrió sus puertas luego de que el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) habilitara dicha planta. “Con fuerzas, pasión y compromiso volvemos a abrir las persianas y los portones del frigorífico con sus 120 trabajadores y volvemos a producir”, remarcó Yaquet.

El dirigente destacó que en estos momentos la apuesta de la cooperativa es “abrir una red de carnicerías populares, porque creemos imprescindible el aporte de la economía social y popular para lograr la soberanía alimentaria en todo el país”. Sucede que entre los objetivos de la reapertura “está la de aportar al desafío planteado por el presidente Alberto Fernández de poner la Argentina de pie”, resaltó.

Asimismo destacó que “nuestra proyección es arrancar faenando 3.000 animales y llegar a los 7.000 para romper el punto de equilibrio. La apertura no requirió de una inversión porque la fuimos refaccionando y no tuvo un fuerte deterioro”, puntualizó Yaquet.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: