lunes 01 de junio de 2020 - Edición Nº544

Política | 2 mar 2020

Ni una menos

¿Entre “locas” y “cagadas”? Tres femicidios en dos días y 66 en lo que va del año

Un hombre asesinó y calcinó a una niña en Lobos; en Catamarca un joven descuartizó a su novia y en Mar del Plata investigan la muerte de una chica que ‘cayó’ de un balcón. En síntesis: una mujer es víctima de femicidio cada 23 horas.


Un nuevo caso de femicidio estremece a la provincia de Buenos Aires mientras que otro realizado en las últimas horas se está siendo investigado. En Lobos, Sergio Ramón Oliveira, de 22 años, mató a su sobrina Guadalupe Ezeiza de tan solo 10. El hombre la fue a buscar para “llevarla a pasear”, sin embargo nunca regresó. Ante esto su madre, realizó la denuncia pertinente en la comisaría del distrito.

En cuanto comenzó la investigación para dar con el paradero de ambos, Oliveira se presentó en la casa de un familiar en la localidad de Roque Pérez donde en medio de una crisis nerviosa expresó: “me mandé una cagada”. Ante la declaración la Policía allanó el domicilio del homicida y allí encontraron el cuerpo de Guadalupe quien presentaba signos de violencia e incineración.

Por el hecho, la fiscal Patrica Hortel, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 descentralizada de Saladillo y la Ayudantía Fiscal de Lobos a cargo de Gisela Dupraz indagarán al presunto autor del crimen mientras aguardan por la autopsia de la niña asesinada.

Guadalupe Ezeiza

Por su parte en la ciudad de Mar del Plata esta mañana una mujer de 25 años “cayó” desde un séptimo piso esta mañana alrededor de las 8am. Por el hecho quedó detenido un hombre de unos 50 años por homicidio, hasta que la justicia determine las causales de la muerte.

Sucede que el fiscal de la causa, Fernando Castro aún no pudo determinar el deceso pero sí consta de que dicho sujeto permanecía al lado de ella al momento de que su cuerpo sea lazando y finalmente falleciera en el acto al caer en un entrepiso. Lo cierto es que al arribar la policía al edificio en cuestión se encontraron con el hombre “que presentaba inconfundibles signos de haber mantenido una pelea” ya que presentó rasguños y mordeduras.

Según expresó el hombre, habría conocido a la mujer el día anterior en el bingo de avenida Independencia; y, según detallo al momento de la defunción de la joven, “se volvió loca y se tiró”. Lo cierto es que aún sin autopsia, la chica asesinada tenía un pantalón enroscado en el cuello y algunas heridas en sus brazos que no corresponderían con la caída.

En tanto, en la provincia de Catamarca Brenda Micaela Gordillo, de 24 años fue asesinada en manos de su pareja, Naim Vera de 19 años de edad. Según informó el joven quien decidió presentarse a la justicia, en medio de la discusión con su pareja, la mujer habría caído por las escaleras.

Lejos de presentarse en ese momento en la justicia ya que según expresó fue en ese momento en el que Brenda habría perdido la vida, Naim decidió quemar el cadáver en la parrilla de la vivienda, pero al notar que las llamas no consumían el cuerpo, comenzó a descuartizarlo y separó los restos y los tiró en un contenedor de basura cerca del inmueble ubicado en la calle Ayacucho de la capital catamarqueña.

 

Las “cagadas” provocaron 66 femicidios en lo que va del año

Según estimó el Observatorio de “Ahora que sí nos ven”, en Argentina los casos de femicidio crecieron de manera estrepitosa. Entre el 1 de enero y el 29 de febrero las estadísticas demostraron que al menos 66 mujeres fueron asesinadas en manos de hombres; lo que conlleva a un femicidio cada 23 horas. Esto sin contar los dos casos anteriormente mencionados que deja un saldo de 65 víctimas de homicidio en manos de hombres.

Respecto al mes de febrero, fueron relevados 29 femicidios y en el 66 % de los casos “las mujeres fueron víctimas de quienes dijeron amarlas”. Según estas mediciones, el vínculo de la víctima con el agresor es, en un 49%, de pareja, en un 17% de ex pareja, un 5% familiar y un 28% no se obtuvieron los datos. Con respecto al lugar físico donde ocurrieron, un 59% fue en la vivienda de la víctima, el 27% en la vía pública y un 2% en la vivienda del agresor. “El hogar sigue siendo el lugar más peligroso para las mujeres: el 59% de los femicidios se dieron dentro de la vivienda de la víctima. Esto nos obliga a repensar bajo que mandatos construimos y sostenemos relaciones desiguales y violentas”, aseguró Vivanco.

Sobre el modo en que se ejecutó el asesinato, dieron a conocer que en un 23% con arma de fuego, 18% fue con arma blanca, un 14% a golpes, un 11% quemadas y un 6% por asfixia.

En relación a los casos en la provincia de Buenos Aires, la misma registra la mayor cantidad de fimicidios por región con 19 en lo que va del 2019, seguida por Santa Fe con 10, Santa Cruz con 6, y Córdoba con 5.

Cabe resaltar que de los 63 femicidios registrados hasta el 29 de febrero, 15 mujeres hicieron denuncia previa y 3 tenían medidas judiciales.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: