viernes 18 de septiembre de 2020 - Edición Nº653

Política | 25 mar 2020

Para bajar tensiones

Familiares de detenidos podrán llevar comida a las cárceles

Mediante una disposición del ministro Julio Alak, y con el objetivo de llevarle tranquilidad a los privados de su libertad, ahora un familiar por detenido podrá llevar comida a las Unidades Penitenciarias.


Luego de que este fin de semana largo se generaran disturbios en diferentes Unidades Penitenciarias del país, y especialmente de la provincia de Buenos Aires donde los privados de su libertad exigen mejores condiciones sanitarias ante el avance del Covid19, el ministerio de Justicia y Derechos Humanos bonaerense resolvió una nueva medida. La misma apunta a bajar las tensiones en las cárceles y llevarles tranquilidad a los detenidos que allí se alojan.

El decreto 297/2020 establece no solo el aislamiento social obligatorio, y   la continuidad del servicio privado de encomiendas utilizado para hacer llegar provisiones a presos alojados en cárceles del interior de la provincia; sino que la novedad es que ahora, el ministro Julio Alak resolvió que los familiares de los reclusos podrán desplazarse durante la cuarentena obligatoria para llevarles alimentos o medicamentos a los penales.

Sin embargo, según aclararon desde el ministerio, este familiar que concurrirá desde su domicilio a la cárcel donde esté alojado el interno, debe ser uno solo por detenido que debe contar con una autorización explicitando nombre, DNI para corroborar la ficha criminológica con la que deberá contar.

Dicho permiso es intransferible y la persona portadora deberá acreditar su identidad al momento de presentarlo o, de lo contrario, podría ser sancionada penalmente. Cabe destacar que en la autorización se aclara que la circulación pública es para suministrar elementos de higiene personal, de limpieza y/o alimentos perecederos.

Desde el ejecutivo bonaerense aclararon que los alimentos que usualmente se entregan en los penales, son complementarios de las cuatro comidas que les brinda el Servicio Penitenciario Bonaerense, entre ellos yerba, azúcar, golosinas y artículos de higiene personal.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: