domingo 31 de mayo de 2020 - Edición Nº543

Economía | 27 abr 2020

Poseen el 40% de la deuda

Sin perdón ni gracia: grupo de bonistas rechazaron la propuesta de canje de deuda

Luego de que el gobernador Axel Kicillof realizara una propuesta de reestructuración de la deuda, agraviada por la pandemia, un grupo de bonistas extranjeros sostuvieron que la oferta es “unilateral”.


La semana pasada, el Ministerio de Hacienda y Finanzas de la provincia de Buenos Aires comunicó oficialmente la oferta de canje de títulos de deuda pública bajo legislación extranjera.

Los nuevos títulos tendrán 3 años de gracia total (2020, 2021 y 2022), y comenzarán a pagar un cupón de interés promedio inicial en 2023 de 1,97%, que se incrementará escalonadamente en el tiempo hasta un cupón máximo de 5,375% a partir de 2026, para las opciones en dólares, y 3,875% para los euros. El cupón promedio, una vez alcanzados los niveles máximos, quedaría en 4,56% / 2,94% para dólares y euros, respectivamente, contra niveles actuales en 8,21% y 4,59%, respectivamente.

Sin embargo, en el día de hoy, un comité de bonistas que posee más del 40% de la duda externa de la provincia de Buenos Aires rechazó la propuesta de canje realizada por el gobernador Axel Kicillof.

Los acreedores aseguraron que “no apoyarán” la propuesta. Sucede que se lamentaron porque “en lugar de entablar negociaciones, la Provincia optó por lanzar una oferta de intercambio unilateral que no se base en políticas creíbles que los acreedores pueden apoyar” por lo que le piden al mandatario bonaerense “abandone la postura unilateral” y negociar “de buena fe”.

Desde Nueva York, los acreedores dicen reconocer “las dificultades por las que atraviesa la provincia y por eso se ha presentado propuestas que abordan los desafíos en el corto plazo, proporcionando más de 3.300 millones de dólares de alivio en el servicio de deuda externa en los próximos cuatro años”.

Según plantearon los bonistas internacionales, los términos de la oferta “no reflejan la verdadera capacidad de pago de la Provincia, no dando lugar a una solución consensuada” ya que reestructuración del territorio bonaerense “debe basarse en una evaluación de su situación financiera, siendo ésta diferente de la del gobierno nacional”.

En este marco, pese al rechazo, los acreedores aseguran estar “dispuestos a seguir trabajando de buena fe con la Provincia para hacer frente a sus actuales dificultades financieras”. Según entienden, “Argentina tiene un amplio mercado para la deuda provincial, y su viabilidad y acceso de las provincias al crédito depende de criterios objetivos, cooperación y buena fe entre emisores e inversores”, reiteraron.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: