domingo 31 de mayo de 2020 - Edición Nº543

Política | 21 may 2020

Reunión en Olivos

Alberto le puso paños frios a las tensiones entre CABA y Provincia

El Presidente encabezó una nueva reunión en Olivos, en la que se analizó el aumento de la casos y los riegos que implica una apertura de actividades en la zona AMBA.


El presidente Alberto Fernández encabezó un nuevo encuentro con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, con el objetivo de desandar las tensiones entre ambas jurisdicciones y comenzar a sentar las bases para encarar la etapa de reapertura de actividades en el AMBA, que de todas manera llegará recién después de una nueva extensión del Aislamiento en las mismas condicones en las que se encuentra actualmente.

Participó de la reunión el ministro de Transporte, Mario Meoni, debido a que el transporte público es el principal riesgo y foco de transmisión del virus ante el movimiento de personas, sobre todo si se tiene en cuenta que entre las actividades esenciales y aquellas que se fueron autorizando en las últimas semanas, diariamente entre CABA y Provincia hay un movimiento superior al medio millón de personas.

Además el aumento de casos a nivel nacional se explica casi exclusivamente por los contagios en la capital y el primer cordón del conurbano bonaerense, evidenciando que una flexibilización de la cuarentena en esa zona representa un verdadero riesgo sanitario para la población de ambos distritos, por lo que según trascendió tras la reunión, Kicillof y Rosriguez Larreta coincidieron en que "no hay mucho margen" para liberar nuevas actividades.

El gobierno nacional va a estender la cuarentena por lo menos hasta el 7 de junio, manteniendo el sistema de actividades exceptuadas en aquellas regiones que no tienen circulación del virus, aunque realizando un seguimiento epidemiológico ante la aparición de nuevos casos, y siempre dejando en manos de los gobernadores la decisión final, salvo en el AMBA y las ciudades con mas de 500 mil habitantes.

En ese sentido, Kicillof remarcó que a nivel bonaerense la flaxibilización solo será posible cuando se estabilice la curva de crecimiento de contagios, fundamentalmente para evitar tener que dar marcha atrás con la apertura de actividades, como está ocurriendo en varios distritos de la provincia que autorizaron salida de esparcimiento y luego debieron suspender esa medida.

La reunion sirvió además para dar por terminada la polémica en torno a la flexibilización de algunas actividades en CABA, lo que había sido calificado como un riesgo por parte de los funcionarios bonaerenses, provocando una fuerte reacción, sobre todo de los dirigentes del PRO de la provincia, a tal punto que el propio gobernador y su ministro de Salud, Daniel Gollán debieron salir a aclarar que la relación con la gestion porteña es armónica y "cotidiana".

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: