miércoles 15 de julio de 2020 - Edición Nº588

Política | 27 may 2020

Insólito

A pesar del aumento descontrolado de casos, Garro y sus legisladores insisten con la apertura de nuevas actividades

La ciudad de La Plata había logrado frenar los casos por 8 días, sin embargo en una semana pasaro de 51 a 105 y ya son 6 las muertes por Coid-19, a pesar de lo cual el municipio insiste con la apertura.


A pesar del aumento descontrolado de casos de COVID-19 y del registro de un verdadero carnaval de tránsito en las calles de la capital provincial, sin controles de ningún tipo, el intendente Julio Garro, con el acompañamiento de los legisladores de Juntos por el Cambio, presiona al gobierno provincial y nacional para que se autorice la reapertura de locales comerciales y otras actividades en la ciudad.

El pedido busca en realidad ordenar una situación que en La Plata ya se viene desarrollando de hecho desde hace varios días, con locales comerciales abiertos al público y tránsito permanente de personas sin ningún tipo de control en la vía pública, ni en la zona céntrica ni en los barrios de la periferia y una inexistente respuesta de los servicios de atención telefónic que dispuso el municipio en el marco del aislamiento social.

La novedad es que al pedido que ya realizó el jefe comunal, ahora se sumaron los legisladores provinciales de Juntos por el Cambio exigiendo de manera “urgente” una respuesta al pedido formal  para que se otorguen excepciones para permitir la apertura de determinados rubros de la economía en la región.

El proyecto de declaración fue presentado  por los senadores, Juan Pablo Allan y Florencia Barcia; y los diputados del mismo espacio político Carolina Píparo, Carolina Barros Schelotto, Diego Rovella, Daniel Lipovetzky y Guillermo Bardón, quienes recordaron que “el municipio de La Plata presentó el 8 de mayo una serie de excepciones con sus respectivos protocolos de distanciamiento e higiene. Sin embargo, desde la presentación de las excepciones el Gobierno de la Provincia no se ha expedido al respecto”.
   
En el pedido remarcaron que ante “esta situación social y económica de extrema gravedad, es imperioso poder lograr que algunos sectores de la economía vuelvan a funcionar, porque cada día que pasa es un comercio que cierra y son familias que pierden sus fuentes laborales” .

Lo que omiten declarar los senadores y dipuados y el propio intendente Garro, es que la ciudad pasó 8 días sin nuevos casos de coronavirus, pero luego en poco mas de una semana se duplicaron los infecatados, pasado de 54 a 105 y hoy la ciudad tiene estadísticas de aumento de contagios similares a los de las peores zonas del conurbano, muchas de las cuales están planteando retroceder en las fases de la cuarententa en lugar de avanzar en la apertura económica que promueve el oficialismo platense.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: