jueves 02 de julio de 2020 - Edición Nº575

Análisis | 28 may 2020

Empresas, trabajadores y sindicatos en dicotomía por la apertura gradual

En el marco de la pandemia y la reactivación de ciertas actividades, la CGT, el Ministerio de Trabajo Nacional y los sindicatos se encuentran en una disyuntiva.


Por: Juan Manuel Morena

El titular de Mundo Gremial, Juan Manuel Morena analizó en su columna en Radio La Plata (FM90.9) el encuentro de la CGT con el FMI y, en otra instancia, reflexionó sobre el Comité de crisis y las medidas que adopta el ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni.

“La CGT se reunió con un comité del Fondo Monetario Internacional para discutir el plan que tiene el organismo internacional y la idea que tiene la CGT sobre, por ejemplo la reforma laboral donde el sindicato mantiene una postura dura”.

Posterior a la conferencia hubo un almuerzo con el ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Morni, casi de terapia para el análisis de políticas post pandemia. Hay sectores que piden salidas para la reactivación y hay presiones de las Cámaras con las que ellos mismos negocian para un protocolo de reactivación.

Sucede que existe una disyuntiva y sentimientos encontramos porque de alguna manera se apoya la decisión del gobierno sobre la cuarentena pero saben los riesgos de una reactivación de la actividad. Podríamos decir que con el aumento de casos empezaron a surgir trabajadores infectados como son los del puerto, supermercado; y ahí empieza una disyuntiva de los sindicatos con respecto a la productividad en cuarentena.

Es intenso el seguimiento de las medidas a tomar. Se elevan los pedidos de todas las industrias y hay un fuerte reclamo al propio gobierno de la ciudad que toma un montón de medias, pero puerta para adentros tienen un fuerte reclamo de testeos y kits de prevención. Cuando esto se empieza a poner en movimiento surgen los problemas sobre la capacidad de prevención. Uno puede tener dos millones de protocolos pero sin los elementos, ¿cómo seguís?

Otro tema son las grandes plantas que hoy cuentan con la capacidad de resolver el tema del transporte de sus empleados pero el problema es la pyme que no puede solucionarlo. Después, otro factor es cómo están integradas esas industrias, y en eso los sindicatos no lo ven con malos ojos y alientan que en el interior que se reactiven pero sin elementos que vengan de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ya que los que tienen que atender los casos son ellos, más allá de la ART.

Por lo que hay una lectura de sentido común: que es que cuando empiece a reactivarse surgen problemas.

La CGT tiene una parada importante queriendo meterse en el comité de crisis, siente que está desplazada y no en el centro de discusión pero hoy le da apoyo púbico al Ministro”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: