domingo 12 de julio de 2020 - Edición Nº585

Información General | 26 jun 2020

Espionaje ilegal

El pseudo periodista Luis Majul era el "agente pirincho" y la AFI coordinaba sus programas

Lo reveló un informe periodístico que utilizó como fuentes los archivos que constan en el expediente que investiga el juez Federico Villena en la causa "Super Mario Bross"


El escándalo por el espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri golpea con fuerza en el universo de la prensa, debido a que la justicia logró comprobar que el denominado agente "pirincho" era ni mas ni menos que el periodista Luis Majul, famoso por difundir en sus programas infinidad de escuchas telefónicas sin valor judicial ni periodístico, de la ex presidenta Crisitna Fernández y su entorno.

Según un informe periodístico elaborado por el canal C5N, el exministro de Seguridad porteño Martín Ocampo editaba videos para "La Cornisa" el histórico programa político de Majul, que además tenía a su disposición a 15 empleados de diferentes sectores del Estado a su disposición para realizar sus "investigaciones".

El informe televisivo permitió revelar como se utilizó el Centro de Monitoría Urbano (CMU) de CABA para "escrachar" a quienes realizaron algunas pegatinas en contra del periodista, todo bajo la coordinación de Alan Ruiz, uno de los espías hoy detenido.

Los vínculos del conductor de La Cornisa con el macrismo no se limitan además a su actividad profesional, su esposa María Conte Grand, fue una de las colaboradoras mas cercanas de la ex vicepresidenta, Gabriela Michetti, y es además prima del procurador de la Corte bonaerense, Julio Conte Grand que fue designado bajo la gestión de María Eugenia Vidal.

En términos económicos la relación va mucho mas atrás, ya que existen registro que permiten demostrar que entre 2007 y 2015 el periodista recibió por lo menos 14 millones de pesos (mas de dos millones de dólares al cambio de la época), en pauta publicitaria del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que gobernaba Mauricio Macri.

Pero quizá la muestra mas acabada de las vinculaciones entre Majul y el PRO seán las declaraciones desesperadas del periodista, devenido en mero operador político al servicio de la AFI, alertando sobre las consecuencias que podría tener la difusión de los mails que estarían en manos de la justicia como consecuencia de la investigación por espionaje ilegal, sin hacer una sola mención a los responsables de ese espionaje.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: