domingo 12 de julio de 2020 - Edición Nº585

Información General | 29 jun 2020

Carrera Espacial

La UNLP se prepara para desarrollar y lanzar un satélite propio

La Facultad de ingeniería abrió la convocatoria para desarrollar un "CubeSat" que se utiliza para estudios del suelo y el agua, detectar incendios u observar cambios meteorológicos


El proyecto "Satélite Universitario" impulsado por el Centro Tecnológico Aeroespacial (CTA) de la Facultad de Ingeniería de la UNLP, busca acercar a los alumnos con la experiencia directa del desarrollo de esta tecnología de punta a tráves del diseño, construcción y puesta en orbita de un nanosatélite de la categoría Cubesat.

Desde la Facultad de Ingeniería, confirmaron que ya se abrió la convocatoria con un cronograma que incluye el diseño preliminar, el diseño destallado, la fabricación  los ensayos y finalmente el lanzamiento y operacion del aparato, de acuerdo a las necesidades de los investigadores de la casa de altos estudios.

“Lo primero es determinar qué necesidades hay por parte de nuestros investigadores de la observación satelital. Después, preparar la misión, armar el satélite y buscar la posibilidad de socios para lanzarlo”, explicó Marcos Actis, vicepresidente del Área Institucional de la UNLP y director del CTA.

Uno de los principales objetivos del proyecto, señaló Actis, es demostrar que la ciencia está “al alcance de todos”. “Estas cosas se pueden hacer. Tenemos capacidad técnica y humana, que es lo principal; necesitamos gestionar y organizar para llevarlo adelante”, enfatizó y remarcó la importancia de seguir apostando al desarrollo de la soberanía espacial.

Los responsables de la iniciativa explicaron que “sabemos cómo armar un satélite por toda la experiencia que tenemos. Sabemos qué es lo que se necesita, pero nos está faltando darle una utilidad al satélite. Por eso es una convocatoria al resto de las facultades de la Universidad, para que nos acerquen qué es lo que creen que se podría hacer. Juntar requerimientos científicos para darle una función”.

“Hoy podemos construir un satélite con sus baterías, su sistema de control, sus paneles solares y una cámara en su interior. Pero nada más de utilidad. En cambio, si lo vinculamos a temas de geofísica, por ejemplo, para medir el campo magnético de la Tierra en determinado lugar, le ponemos un magnetómetro y ajustamos la órbita. O en el campo de las ciencias forestales, si se quiere contar la cantidad de árboles que hay en alguna región, le colocamos el instrumento necesario para eso y ajustamos la órbita.”, resaltó Sonia Botta, coordinadora del proyecto.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: