martes 11 de agosto de 2020 - Edición Nº615

Política | 2 jul 2020

Olavarría

Un escándalo en el Concejo Deliberante desnuda la crisis interna que enfrenta Galli

Fracasó la sesión que debía tratar la rendición de cuentas 2019 y el oficialismo se retiró del recinto para no perder la votación. Ediles radicales que no iban a acompañar el proyecto denunciaron aprietes y agresiones


La sesión del Concejo Deliberante de Olavarría que debía tratar la rendición de cuentas 2019, se suspendió en medio de un verdadero escándalo, con el oficialismo retirándose del recinto cuando se hizo evidente que no contaba con la mayoría, luego del fracaso de una maniobra del intendente Ezequiel Galli para reemplazar a un grupo de concejales de Juntos por el Cambio que habían anunciado su rechazo al proyecto.

La polémica central se inició hace unos días, cuando dos ediles del oficialismo, los radicales Guillermo Lascano y Celeste Arouxet, adelantaron su rechazo a la rendición de cuentas, por lo que el oficialismo iba a la sesión en minoría, con el riesgo de sufrir un duro revés en el recinto.

Ante ese escenario Galli puso en marcha un mecanismo de reemplazo de Lascano, que se encuentra ocupando la banca de forma suplente, ya que el titular de ese lugar es Juan Mujica, que se desempeña como Subsecretario de Hacienda de la comuna, por lo que si bien la maniobra es bastante común, en este caso el funcionario debía volver a su banca para aprobar la rendición de cuentas del ejecutivo del que él mismo forma parte.

Pero además se conoció también que Arouxet sufrió un episodio de violencia protagonizado por el propio intendente luego de que diera a conocer su decisión de no acompañar la rendición de cuentas, que incluye entre otras polémicas, un déficit de 350 millones de pesos.

“Arreglas todo llorando siempre, vos?”, aseguró la concejala que le habría dicho Galli, lo que motivó un fuerte repudio del bloque del Frente de Todos y que terminó de desatar un verdadero vendaval político en Olavarría, que se terminó de potenciar cuando el bloque oficialista decidió retirarse del Concejo Deliberante para evitar que se desarrolle la sesión.

El remate final para el escándalo, fue que hasta el presidente del cuerpo, Bruno Cenizo,  también se retiró del recinto en flagrante violación del reglamento, lo que fue calificado como "muy grave" por los concejales de la oposición, que además indicaron que van a dejar constancia de esa situación ante el Tribunal de Cuentas

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: