martes 11 de agosto de 2020 - Edición Nº615

Política | 11 jul 2020

Salud

IOMA - AMP: cronología de un conflicto que aún no termina

Un repaso punto por punto del proceso que derivó en la ruptura del convenio entre la obra social estatal y la Agremiación Médica Platense. Continuidad de atención para los afiliados y denuncias de estafas millonarias.


La decisión del IOMA de "prescindir" del convenio con la Agremiación Médica Platense (AMP), es el resultado de un breve pero intenso proceso que incluso denuncias por estafas, noticias falsas y, sobre todo, la reacción corporativa de los profesonales de la médicina ante una gestión que decidió auditar de forma completa los gastos de la obra social de los estatales de la provincia.

Si bien la continuidad de la cobertura esta garantizada gracias a la puesta en marcha de un nuevo sistema a través del cual los profesionales pueden facturar las consultas y prácticas directamente a la obra social, la tensión no cesa y amenaza con escalar en un nuevo conflicto de dimensiones inesperadas. 

Los primeros atisbos del conflicto fueron la denuncia de las autoridades de la AMP, advirtiendo sobre la intención del Instituto de Obra Médico Asistencial de comprar clínicas y sanatorios privados, con el objetivo de modificar el sistema de acceso a las prestaciones de salud con los afiliados, a través de lo que los médicos platenses denominaron la "pamización" del sistema.

Sin embargo, no solo el presidente del IOMA, Homero Giles, rechazó esta posibilidad y ratificó la plena vigencia de la Ley que garantiza la libre elección de los médicos por parte de los afiliados, sino que el propio titular del Instituto del Diagnóstico, Raul Tassi, reconoció que fue el propio sanatorio el que le ofreció venderle las instalaciones a varias obras sociales, que hasta el momento rechazaron esa posibilidad.

Tal situación destrozó los argumentos de la AMP, que aún asi insistió con la protesta y avanzón con una caravana de protesta en el microcentro de la capital provincial, con consignas un tant confusas, atento que a las versiones que ya habían sido desmentidas por las autoridaes de la obra social estatal, se sumaba la posibilidad de que las denuncias contra 12 profesionales formen parte de una "extorsión" para evitar las críticas de los médicos.

 

La realidad es que esta no es la primera vez que el IOMA sanciona a profesionales de la salud por el incumplimiento del convenio, y de hecho esa información es pública y se puede ver en la web del organismo en el apartado de cobros indebidos , pero la novedad en este caso es que la obra social decidió dar un paso mas allá y además de la sanción administrativa decidió presentar denuncias penales, al detectar maniobras de desfalco por mas de 8 millones de pesos.

Además, al hacerlo, el IOMA le puso nombre y apellido a los supuestos estafadores, algo que hasta el momento no había ocurrido, mas allá de las recurrentes sanciones adminsitrativas que se venían aplicando a diferetes profesionales por cobros indebidos y por otras irregularidades como la falta de certificados válidos de las prestaciones realizadas o la queja de los afiliados que negaron haber realizado una consulta.

De hecho el propio titular de la AMP, Jorge Varallo, admitió que el principal motivo de la caravana era la denuncia contra algunos de los integrantes de esa entidad, aunque insistió con acusar a Giles de querer cambiar las reglas de juego y perjudicar la prestación para los afiliados, limitando la atención a un grupo de clínicas propias, que además impactaria de forma negativa en la economía de todos los prestadores.

El paso siguiente en la escalada del conflicto fue la decisión de la AMP de suspender la atención a los pacientes del IOMA, argumentando deudas por parte de la obra social y cerrando el acceso al sistema de validación de prácticas y consultas para los profesionales de esa institución, por lo que aún aquellos médicos que no quisieron plegarse a la medida no pudieron atender a loa afiliados de la obra social de los estatales.

Esta situación aceleró los tiempo y en conferencia de prensa, el ministro de Salud, Daniel Gollán, junto a Homero Giles, anunciaron que IOMA iba a prescindir del convenio con la AMP, por incumplimiento de las claúsulas vigentes, poniendo automáticamente en marca un sistema de continuidad de las prestaciones que le permitía a médicos y pacientes continuar con la relación en los mismos términos que hasta ahora, solo que sin la intermediación de la Agremiación.

Para lograrlo se habilitó un nuevo portal de autorización de consultas y presentó una guía para profesionales y pacientes, a pesar de lo cual la AMP denunció que el Instituto dejaba "sin cobertura" a los afiliados, siendo que en realidad la única medida en ese sentido la había tomado esa entidad al suspender por 48 horas las prestaciones dle IOMA como forma de protesta.

En paralelo, se fueron sumando clínicas, y médicos que de forma individual, anunciaban que continuaban con la cobertura como hasta ahora, poniendo en crisis la postura de la Agremiación Médica Platanse, que recibió otro cachetaza cuando la Asociación Médica de la República Argentina (AMRA), también decidió romper el convenio, denunciando irregularidades y adviertiendo que las mismas podrían terminar en la justicia.

Desde la obra social reconocen que son los priopios profesionales los que pueden optar por seguir atendiendo o no a pacientes por IOMA, pero aclaran que no forma parte de los requisitos que los médicos se desafilien de la AMP, sino que ahora podrán facturarle los servicios de forma directa al ente estatal, sin intermediación alguna.

En paralelo, se supo que hay por lo menos otros 15 profesionales que podrían terminar ante la justicia, por maniobras similares a las que iniciaron todo el conflicto, con lo que el volumen de las estafas al Estados podrían superar los 20 millones de pesos, sin finalmente se comprueban las irregularidades que denuncian las autoridades.

Por el lado de los afiliados, es de destacar quelos gremios que representan a los trabajadores bonaerenses, respaldaron al IOMA no solo en las denuncias, sino también en su descisión de romper el convenio ante el incumplimiento de la entidad que nuclea a los médicos de la capital provincial.

De todas maneras las tensiones están lejos de resolverse y parece que hay todavía varios rounds en esta pelea inédita, que por primer vez llevó a fondo la investigación por irregularidases y estafas al Estado a través de la obras social de los estatales bonaerenses. 

En IOMA reconocen las deudas con algunos profesionales, pero advierten que los plazos de pago se han acortado significativamente y hoy el retraso es de entre 60 y 90 días, cuando hasta hace unos meses llegaba a mas de 6 meses, por eso la relación dista de ser ideal y la gran incógnita es si el acuerdo con la AMP esta roto de forma definitiva o si se puede dar marcha atrás con esa decisión.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: