martes 11 de agosto de 2020 - Edición Nº615

Política | 12 jul 2020

Por cobros indebidos

En 2019 Vidal ya había amenazado con romper el convenio del IOMA con la AMP

Durante la gestión de Cambiemos, la obra social estatal denunció que en La Plata los bonos y aranceles eran mas caros que en el resto de provincia


El conflicto entre el IOMA y la Agremiación Médica Platense que sorteó el último año de gestión de María Eugenia Vidal, se centró en el retraso en implementar un nuevo nomenclador de prácticas médicas para toda la provincia y la denuncia de la obra social sobre cobros indebidos en la ciudad de La Plata que encarecían la atención para los pacientes.

De hecho en los primeros días de novimbre de 2019, el IOMA que en ese momento conducía Pablo Di Liscia, emitió un "preaviso de corte", estableciendo un plazo de 60 días para solucionar las diferencias con las entidades médicas, bajo a amenaza de cortar el convenio y, en ese caso, suspender la cobertura para todos los pacientes.

En ese momento desde la AMP advirtieron que “IOMA denunció el convenio, pero sigue vigente durante 60 días” y explicaron que “quienes deberán o no hacer efectiva la medida son los funcionarios que arriben con la nueva gestión que encabezará Axel Kicillof”.

Desde la obra social, por su parte planteaban que antes de avanzar debían resolverse algunos desequilibrios entre los afiliados, ya que algunos  “pagan una clase de aranceles, pactados, conveniados, y otros pagan más caros los bonos y las prácticas, como ocurre en La Plata”, centrando la crítica directamente en la AMP.

En aquella oportunidad la situación no derivó en la ruptura del convenio, pero puso en evidencia que para la obra social, la situación de los médicos platenses es de privilegio frente a resto de los profesionales bonaerenses, por lo que indistintamente del signo político de la gestión de gobierno, se busca subsanar ese desequilibrio.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: