sábado 26 de septiembre de 2020 - Edición Nº661

Economía | 5 ago 2020

Reaperturas

Bahia Blanca: Piden un cambio de horario comercial para favorecer el consumo en locales gastronómicos

Durante la primera semana funcionaron correctamente los protocolos sanitarios, pero la concurrencia de clientes no fue la esperada por los propietarios de bares y restaurantes


Gastronómicos de Bahía Blanca destacaron que durante la primera semana de reapertura de sus locales se pudo cumplir sin problemas con los protocolos sanitarios, pero advirtieron que la concurrencia de comensales es todavía muy baja, por lo que reclamaron un cambio en el horario de los comercios, para favorecer la circulación de personas, ya que actualmente los locales comerciales deben cerrar a las 17 horas.

En una entrevista con el diario "La Nueva",  el vicepresidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines de Bahía Blanca, Horacio Levantesi, indicó que "hubo un poco de gente el fin de semana pero menos de lo que imaginábamos que iba a concurrir", por lo que reclamó medidas para cambiar esa situación.

"Necesitamos que el comercio cambie el horario, porque la ciudad se apaga muy temprano. A las seis de la tarde la ciudad ya está desierta. Hay comerciantes que cierran, se van a la casa y una vez que entran, no vuelven a salir; más, en invierno. Hasta que el horario de comercio no vuelva a la normalidad, se nos complica", explicó el dirigente.

La situación es idéntica a la que se registro en la mayoría de los distritos del país que tuvieron una reapertura parcial y progresiva de bares, restaurantes y cervecerías, con una concurrencia limitada no solamente por los protocolos de seguridad sanitaria, sino por la resistencia de los habituales clientes de coincidir en espacios cerrados con otras personas por temor al COVID-19.

En ese sentido, desde la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) estiman que el 65% de los hoteles y el 75% de los restaurantes y bares de todo el país, que emplean a unas 650.000 personas, se encuentran “al borde de la quiebra” a raíz de la inactividad provocada por la pandemia de coronavirus.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: