domingo 27 de septiembre de 2020 - Edición Nº662

Información General | 11 sep 2020

Ciberataque

Hackers publicaron la información robada a la Dirección Nacional de Migraciones

Los ciberdelincuentes exigían 4 millones de dólares para devolver la información y no publicarla. La Dirección Nacional de Migraciones rechazó negociar y radicó la denuncia ante el juez Sebastián Casanello.


El grupo de hackers que ingresó ilegalmente a los servidores de la Dirección Nacional de Migraciones; publicó, finalmente, la información robada en la Deep Web. Lo hicieron luego de que se venciera el plazo máximo y ante el rechazo del organismo de pagar la cifra millonaria que exigieron.

El hackeo ocurrió el pasado 27 de agosto, mediante el virus ransomware Netwalker que afectó el sistema Windows y robó información. Ante esto, y por precaución, la Dirección Nacional de Migraciones congeló las entradas y salidas del país durante horas.

Luego del ciberataque, los secuestradores informáticos extorsionaron a la entidad gubernamental solicitando 76 millones de dólares para desbloquear y devolver los archivos. Días después bajaron la cifra a 2 millones de dólares, para finalmente cerrar en 4 millones de dólares.

Desde el Ministerio del Interior decidieron no negociar y presentar una denuncia, en el juzgado de Sebastián Casanello y que investiga el fiscal Guillermo Marijuán bajo la asistencia de la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI). Tras la divulgación de los archivos robados, la UFECI está analizando la filtración para corroborar que efectivamente corresponda a la Dirección Nacional de Migraciones.

Según la captura de pantalla que los criminales subieron a la Deep Web, se secuestraron 22 carpetas con diverso material. Dentro de los archivos filtrados se encuentran carpetas vinculadas a distintas embajadas, como la de Estados Unidos, México, Rumanía, Colombia o Filipinas.

También datos sobre Interpol y pedidos de direcciones de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). Desde la Dirección Nacional de Migraciones aclararon que se comunicaron las agencias a la que correspondía la información para alertar cuáles eran los datos que podrían ponerse en circulación. 

La preocupación central gira en torno a la publicación de los archivos que corresponden al sector de la Dirección de Información Migratoria, ya que lograron copiar datos que contienen nombres, apellidos y hasta imágenes de pasaportes argentinos y extranjeros, repatriados durante la pandemia. Aunque, desde el organismo aclararon que no se robó información sensible.

Por pedido de la entidad afectada, la justicia investiga tres posibles escenarios. Por un lado, si se trató de un ciberataque como fin en sí mismo. Por otro, la posibilidad de que alguien con poder haya buscado ingresar en las bases para manipular, borrar o dañar contenidos. La tercera alternativa es que el hackeo haya sido para facilitar un delito tradicional.

El segundo escenario corresponde a que alguien podría estar interesado en borrar determinadas huellas de un accionar ilegal. Existen distintas investigaciones judiciales focalizadas en cómo se usaron las bases de Migraciones para espirar durante el macrismo, el fiscal Federico Delgado analiza una causa sobre jueces y dirigentes políticos espiados durante sus egresos e ingresos al país.

También cabe señalar que días atrás también se registró un ciberataque similar en el Banco de Chile y la empresa empresa Telecom habría sido víctima de una vulneración semejante.

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: