miércoles 23 de septiembre de 2020 - Edición Nº658

Análisis | 16 sep 2020

Columna Judicial

Caso Tahiel: ¿Cuál es la pena por correr picadas?

En una nueva edición de la columna judicial, el abogado Gonzalo Escaray analizó los detalles del caso de Tahiel Contreras.


El domingo pasado, un niño de seis años murió tras ser atropellado por un auto que corría una picada en la localidad de Gregorio de Laferrere, partido de La Matanza. El niño estaba con sus padres, esperando para cruzar la calle, quienes también resultaron heridos y ya se encuentran fuera de peligro.

En esta nueva edición de la columna judicial de Radio La Plata (FM 90.9), el abogado penalista Gonzalo Escaray analizó este caso. “La cuestión está en cómo se va a calificar el hecho. Esto es algo que en el Código Penal no se logra solucionar en cuanto a las penas y determinaciones” explicó.

Según el relato de los vecinos, ese domingo un Chevrolet Corsa y tres Volkswagen -un Bora, un Fox y un Beetle- corrían una carrera ilegal. Uno de ellos perdió el control, chocó contra el Volkswagen Fox y por el impacto atropelló a los tres miembros de la familia.

“El hecho de correr picadas es un delito con pena baja, que pueden ser de 6 meses a 3 años de prisión excarcelable. Cuando correr picadas ocasiona una muerte, se da un agravante y sí hay condena más alta” señaló Escaray.

Al momento hay dos imputados y detenidos por el hecho: Nahuel Olivera de 22 años, conductor del Corsa, y Alexis Escribanti, de 24 años y conductor de uno de los Volkswagen. 

Solo Olivera declaró ante la Justicia: reconoció ante la Justicia que circulaba a alta velocidad y que su auto fue modificado para correr picadas, aunque negó participar de una carrera clandestina al momento del choque.

“Además reconoció que conoce al otro imputado de un picadero de Esteban Echeverria, con su declaración se puede deducir claramente que era parte de su normalidad correr picadas” afirmó el abogado.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: