miércoles 23 de septiembre de 2020 - Edición Nº658

Política | 16 sep 2020

Se frusta el desembarco de Larreta en la CAME por denuncias de corrupción y por las limitaciones "intelectuales" de su candidato

En el entorno del Jefe de Gobierno admitieron que hay preocupación porque el titular de FECOBA no logra entusiasmar a sus pares y se aleja la chance de controlar la entidad


Dentro de la construcción de poder que despliega el sector que acompaña a Horacio Rodríguez Larreta, en su carrera presidencial, uno de los objetivos es ganar lugares dentro de las instituciones que determinan el rumbo económico-productivo del país, por lo que desde hace un tiempo se propusieron quedar con el control de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que contiene a representantes de la clase media despolitizada a los que el jefe de gobierno busca enamorar políticamente.

Desde los inicios de la gestión de Cambiemos, un grupo de dirigentes empresarios macristas, integrado por José Bereciartúa, Christian Bauab y Fabián Castillo  convenció a Mauricio Macri de ir por CAME y por FECOBA, para que esas dos entidades acompañen sis chistar las medidas económicas que a la poster detrozaron la actividad de las PYMES en todo el país.

Vale recordar que rapidamente estos tres dirigentes amarillos recibieron su recompensa. Bereciartúa fue nombrado intereventor de Osdepym, de donde tuvo que renunciar después de innumerables denuncias de corrupción.  Bauab, quien nunca tuvo una pyme y es un indocumentado impositivo, es hoy Subsecretario Pyme de la ciudad de Buenos Aires y Fabián Castillo, el “menos aventajado” de los tres, según dicen los pasillos de la jefatura de gobierno, se convirtió de la mano de Macri y Larreta en ni más ni menos que presidente de FECOBA.

Desde su llegada a FECOBA, las irregularidades y denuncias por malversación de fondos fueron moneda corriente. Muchos en la mesa de chica se preguntan como llegó y porque lo sostienen. Además empresarios de CABA consideran que Castillo no revela condiciones de liderazgo, y algunos van mas allá y afirman que "tiene un léxico de 150 palabras, repite incansablemente muletillas, no dice nada cuando habla y no se le conoce formación ni trayectoria empresarial alguna". La realidad es que hasta que asumió en FECOBA revistaba como empleado de la Legislatura, nombrado por Bauab, con un sueldo en 2015 de 100 mil pesos.

La segunda pregunta, porque lo sostiene Horacio Rodríguez Larreta, tiene que ver con las innumerables irregularidades que han sido denunciadas durante su gestión al frente de la gremial empresaria de la ciudad de Buenos Aires. Desde el manejo de los fondos para pagos a los manteros, la enorme cantidad de contratos de personas que no revisten efectivamente en la planta de la subsecretaría PYME y que son miembros de FECOBA, incluso algunos familiares directos de Castillo, como su esposa, la falta de transparencia en los fondos que le asignaba CAME y las erogaciones y contratos que asume la entidad que preside.

Como si esto fuera poco, Castillo salió a los medios como el impulsor a como de lugar de las aperturas de comercios y su declaraciones produjeron desmentidas, rechazos y hasta burlas que dejaron no solo a el, sino a Rodríguez Larreta en una situación por demás incómoda.

Las apariciones fallidas en los medios, por parte de Castillo, donde ha sido desmentido y desautorizado por las cámaras, las denuncias de corrupción y la zozobra que genera en Parque Patricios, cada vez que habla, dejan expuesto que el otrora candidato para la CAME,  es hoy un problema para Larreta, por lo menos eso piensan en la mesa chica del Alcalde.

Por eso la voluntad de ir por CAME de Larreta choca con el hecho de tener que hacerlo con un personaje tan limitado por ser generoso con el, cuestionado y gastado políticamente como Fabián Castillo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: