jueves 26 de noviembre de 2020 - Edición Nº722

Política | 26 oct 2020

La Plata

Código de Convivencia: la Defensoría del Pueblo bonaerense pidió cambios

El director de Coordinación del organismo, Jeronimo Guerrero Iraola, se refirió al informe técnico para buscar aportar a la redacción del proyecto normativo, que la entidad presentó.


La Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires presentó un informe técnico en el que recomendó la promoción de lineamientos propios de una justicia restaurativa, orientada al fortalecimiento de los lazos comunitarios y a la reparación de los daños, para el Código de Convivencia de La Plata. 

“Creemos que el Código vigente es extremadamente punitivista y obedece a parámetros decimonónicos, donde el Estado tenía una centralidad en la construcción ciudadana a partir del cercamiento de las libertades” señaló Jeronimo Guerrero Iraola, director de Coordinación de la Defensoría del Pueblo bonaerense, en diálogo con Radio La Plata (FM 90.9).

En tanto explicó: “Cuando decimos que es un código punitivista, hablamos de un modelo de confiscación del conflicto. Esto quiere decir que, frente a la emergencia de un conflicto, el Estado irrumpe, separa las partes e interviene con arrestos, multas y demás, en vez de generar una reparación de hecho”. 

Y se refirió a los cambios que proponen desde el organismo. “Como toda norma publica, el Código de Convivencia tiene que ir acompañado de determinados principios relacionados a qué tipos de ciudad se apunta”.

“Nosotros planteamos que los acuerdos de convivencias más avanzados tienen una condición restaurativa, que propician instancias de mediación en donde todos ganan algo en el proceso” continuó.

La Defensoría del Pueblo también hizo mención a incorporar la consagración del principio de igualdad y no discriminación, con la garantía normativa de que no se practicarán injerencias estatales y/o intervenciones basadas en distinciones de raza, color, sexo-genéricas, idioma, religión, opciones, origen nacional, étnico, discapacidad, indígena o social, patrimonio, nacimiento, edad o cualquier otra condición. 

“Si nosotros pensamos que hay determinadas personas que estorban al paisaje de la ciudad, cuyas prácticas molestan a determinado sector, lo que estamos haciendo es generar un código de exclusión y trazar fronteras internas” argumentó.

Y concluyó: “Tenemos que hacer que el derecho a la ciudad llegue para todos y todas, construir condiciones para el acceso a derechos y la igualdad para que todos puedan gozar de los servicios básicos que propaga la ciudad”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: