miércoles 25 de noviembre de 2020 - Edición Nº721

Información General | 16 nov 2020

Somos los piratas...

El autocine de San Isidro pasa películas "descargadas" de Internet

A través de las redes sociales usuarios denunciaron que a pesar de cobrar la entrada mas de mil pesos, los films que se exhiben provienen de una web de pirateria


El "Autocine al Río" de San Isidro, se convirtió desde su apertura, en una de las opciones de salida para los vecinos de la zona norte del conurbano durante la pandemia, y su éxitos fue tan grande, que el mismo formato y bajo gestión de la misma empresa migró luego a la ciudad de La Plata, en un polémico acuerdo que le permite utilizar el predio de la República de los Niños.

Uno de los puntos que mas se cuestionó cuando la iniciativa se puso en marcha fue el valor de las entradas, fijado en $1200 por cada vehículo, un precio que no parece exagerado teniendo en cuenta que pueden acceder hasta 4 personas en cada auto o camioneta, en relación a los $350 que costaba una entrada convencional antes de la pandemia.

Sin embargo, en el cálculo de recaudación, con 100 vehículos promedio en cada proyección, resulta que la empresa embolsa 360 ml pesos por día con solo 3 películas, lo que mensualmente supera los 10 millones de pesos de reacaudación, sin el gasto del mantenimiento de butacas, ni equpo de sonido, ni boletería, ni ninguno de los gastos que tiene un cine convencional, lo que convierte al autocine en un negocio redondo.

Por eso causó sorpresa e indignación entre algunos espectadores que durante una de las proyecciones se pudo ver en la pantalla la firma del sitio www.gnula.nu, famoso por contar con un extenso directorio de películas "pirateadas" para descarga directa, por lo que la empresa que gestiona el autocine no siquiera estaría pagando los derechos por los films que proyecta.

En ese sentido vale recordar que la cartelera no incluye ningún estreno y la opción esta mas bien del lado de los clásicos, con títulos reconocidos y y éxitos de diferentes géneros, aunque nadie esperaba que toda la estructura se montara para la proyección de películas piratas, una conducta que además esta precisamente en las antípodas de lo que representa la industria del cine.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: