miércoles 03 de marzo de 2021 - Edición Nº819

Política | 21 ene 2021

San Andrés de Giles

Indignante: Dos concejalas del FdT se dieron la vacuna aunque no integran el personal de salud

En total fueron 22 personas las que se aprovecharon de un sobrante de las dosis que mandó el gobierno nacional. Por el caso ya se abrió un sumario administrativo.


Un verdadero escándalo se desató en San Andrés de Giles, cuando se supo que la presidenta del Concejo Deliberante, Laura Branchini (FdT), la concejala Mariana Cané (FdT) y otras 22 personas que no forman parte de los equipos de salud, se aplicaron la vacuna Sputnik-V, aprovechandose del sobrante que que había quedado tras vacunar a aquellos a quienes si les correspondía.

Tras conocerse la noticia ambas ediles adelantaron que pedirán licencia sin goce de sueldo por 30 días, en tanto que desde la Secretaria de Salud abrieorn un sumario administrativo para determinar las responsabilidades, atento que el municipio todavía no había decidido que hacer con las dosis que quedaron luego de vacunar a todo el personal de salud.

El escándalo además tiene sus ribetes políticos, atento que los vecinos que descubrieron la maniobra, la denunciaron ante los concejales del PRO, que inmediatamente hizo públicos los hechos, de los que no solo se beneficiaron las concejalas del Frente de Todos, sino también otras 20 personas, en su mayoría allegados al personal de salud del distrito.

Si bien se espera que entre febrero y marzo la vacunación se intensifique llegando prácticamente a todos los sectores de la población, las primera dosis de la vacuna rusa estaban destinadas exclusivamente al personal de salud, por lo que la "avivada" de las concejalas oficialistas constituye una falta grave y en términos polítocos un verdadero golpe a la gestión de Carlos Puglielli, que deberá dar explicaciones por estos hechos.

Mientras tanto las concejales emitiron un comunicado en el que afirman que: "Asumimos con responsabilidad el error cometido, pero también queremos dejar en claro que no se ha tratado de un acto de mala fe, ni una forma de sacar ventaja amparadas en nuestra posición".

La extraña explicación agrega que "nunca entendimos que la representación que ejercemos nos otorga privilegios. Por eso, hemos tomado la decisión de solicitarle al cuerpo de concejales que nos conceda una licencia por 30 días sin goce de dieta en el entendimiento que es la mejor forma de colaborar con la investigación que se ha iniciado".

TE PUEDE INTERESAR

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: