viernes 25 de junio de 2021 - Edición Nº933

Justicia | 8 feb 2021

La acusación podría caer

Se reanuda el juicio contra Cristina Férnandez por supuesta corrupción en la obra pública

Se aguarda la declaración de al menos 98 testigos, entre ellos Alberto Fernández, Sergio Massa y Jorge Capitanich. La sospecha por presunta corrupción fue derribada por varios testigos.


Este lunes se reanudó el juicio de la Obra Pública en Santa Cruz, que tiene a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner como principal acusada. La causa, que tiene varias irregularidades, inició en 2016 por una denuncia del exfuncionario del macrismo, Javier Iguacel.

El juicio oral comenzó en mayo de 2019, tres meses antes de las PASO, declararon 41 testigos y faltarían otros 98 testimonios, entre los que se encuentran el del actual presidente Alberto Fernández; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich; y Juan Manuel Abal Medina, todos exjefes de gabinete de Cristina. 

La causa se abrió en base a una auditoría de la Dirección Nacional de Vialidad que ordenó Iguacel al día siguiente de asumir al frente de esa entidad, en enero de 2016 durante la gestión de Mauricio Macri.

En el juicio interviene el Tribunal Oral en lo Federal N°2 y el fiscal Diego Luciani. La causa versa sobre 51 contratos de obra pública vial adjudicados al empresario Lázaro Báez en Santa Cruz durante los gobierno kirchneristas. La acusación sostiene que hubo incumplimiento de tareas, demoras injustificadas y supuestos sobreprecios.

Las supuestas irregularidades fueron derribadas por varios testigos que declararon. Por ejemplo Justo Pastor Romero, uno de los ingenieros que firmó el informe de la auditoría declaró que “de nuestro informe no se desprende rutas paradas y no construidas, tampoco defectos ni desvíos de certificaciones. Mucho menos el informe habla de sobreprecios” aseguró.

Su declaración duró casi 7 horas y fue de tal impacto que hubo pedidos de extracción de testimonio para que se investigue a Iguacel por la probable comisión de delitos.

En el marco de este proceso, CFK hizo un recordado alegato en diciembre de 2019, que prohibió transmitir por televisión. Durante la ponencia cuestionó la acusación en su contra y atribuyó su situación judicial al Lawfare, impulsada por Mauricio Macri en complicidad con un sector del Poder Judicial y los medios de comunicación concentrados. 

“Seguramente este tribunal, que es un tribunal del Lawfare, tiene la condena escrita. No me interesa. A mi me absolvió la historia y a ustedes seguramente los va a condenar la historia” afirmó sobre el final de su testimonio.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: