viernes 25 de junio de 2021 - Edición Nº933

Economía | 20 may 2021

Conflicto

Formalizaron el cierre a las exportaciones de carne y arrancó el paro del campo

A través de la resolución 75, del Ministerio de Agricultura de la Nación, se suspendió la exportación de carne vacuna por 30 días y el paro arrancó el cese de comercialización de hacienda en forma de protesta.


El Gobierno formalizó el cierre de exportaciones de carne vacuna, pensado con el objetico de bajar los precios de este producto, y en paralelo arrancó el paro del campo en forma de protesta.

A través de la resolución 75 del Ministerio de Agricultura de la Nación, que conduce Luis Basterra, se decidió suspender la aprobación de solicitudes de Declaración Jurada de Operaciones de Exportación de Carne (DJEC) por 30 días para proteger los precios del mercado interno.

La oficialización del freno a las exportaciones se da el mismo día que el campo empezó el cese de comercialización de hacienda que se extenderá hasta la medianoche del día 28.

La resolución indica que “según lo informado por el Ministerio de Desarrollo Productivo surge que en materia de comercialización de los productos cárnicos de origen bovino existe una distorsión de precios que superan los índices generales de inflación en materia de alimentos y que impiden el normal abastecimiento de los consumidores y las consumidoras del mercado interno”.

Las entidades agropecuarias, que esperan que el paro sea contundente, aseguraron que no habrá desabastecimiento de carne para el público ya que los frigoríficos tienden a tener un stock para una semana o más por inclemencias puntuales.

Los analistas privados ligados al campo sostienen que el cierre por 30 días de las exportaciones de carne vacuna podría significar que a la Argentina dejen de ingresar divisas por 250 millones de dólares. Además, la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) sostuvo que en el caso que se intensifiquen las restricciones, 100.000 puestos de trabajo del circuito exportador estarían en riesgo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: