lunes 13 de julio de 2020 - Edición Nº586

Policiales | 28 abr 2015

Murió otro de los jóvenes que habían sido atropellados en la picada de Haedo


El joven se encontraba internado en grave estado desde el 5 de abril último tras ser atropellado por un auto cuando camina por una avenida en Haedo (CABA). Falleció anoche en el hospital que  estuvo desde el accidente y ya son dos las víctimas fatales por ese hecho.

Fuentes policiales y familiares de las víctimas aseguraron que se trata de Manuel Lastra de 16 años, que era el primo de Lautaro Juárez también de la misma edad y del mismo accidente.

El chico fallecido permanecía internado desde hacía 23 días en el Hospital Luis Güemes, de Haedo, y falleció cerca de las 20 de anoche por un paro cardiorrespiratorio, dijo esta mañana Angélica, la tía de Emanuel y madre de Lautaro.

Por otra parte, otro familiar pidió Justicia por los adolescentes fallecidos y cuestionó al juez de Garantías 4 de Morón, Alfredo Meade, por haber excarcelado al conductor del Nissan Tiida que los atropelló, llamado Diego Nicolás Cuevas de 19 años.

El hecho ocurrió el domingo 5 de abril pasado a la 7 de mañana sobre la avenida Rivadavia, a la altura de la calle Maipú, de Haedo, cuando un auto atropelló a siete jóvenes que regresaban a sus casas caminando luego de asistir a un boliche de la zona.

A raí­z del impacto, Juárez cayó muerto en el lugar y los otros jóvenes resultaron heridos y quedaron tirados en el suelo, entre la vereda y la avenida, según la investigación.

Mientras que el auto Nissan Tiida color champagne pegó contra el paredón que separa las vías del tren y salió despedido hacia la calle, donde terminó atravesado de contramano sin el paragolpes delantero, que quedó tirado sobre el asfalto y con daños en su costado izquierdo.

Como consecuencia del accidente, el conductor del auto, Cuevas, quedó detenido a pedido del fiscal del caso Alejandro Jons, pero fue excarcelado unos días después por el juez Meade, quien consideró que se había tratado de un accidente, sin intención.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: